REAL MADRID

Vallejo quiere volver

El central, que tiene contrato con el Madrid hasta 2025, no contempla una nueva cesión para la temporada que viene. Debe regresar en verano, pero tiene difícil quedarse.

El Real Madrid debe decidir de aquí a verano qué hace con siete de los nueve jugadores que tiene cedidos. Los únicos que tienen su futuro decidido son Reinier y Mayoral, ya que el contrato de ambos con Dortmund y Roma respectivamente es de dos años. Entre los jugadores que se foguean en diferente equipos de España y Europa está Jesús Vallejo, un central que está cuajando un gran curso con el Granada y que debe regresar en julio después de una temporada y media en el conjunto nazarí.

Según ha podido saber este periódico, Vallejo no contempla una nueva cesión. Todo el camino que ha recorrido en los últimos años, con una primera cesión en el Eintracht, otra al Wolverhampton y esta última en el Granada tiene un objetivo: triunfar en el Real Madrid. Confía en sus posibilidades y esperará a la decisión del conjunto blanco, que demostró su fe en él cuando le renovó para seis temporadas en 2019

Sin embargo, no es la prioridad del club para la zaga. El servicio de scouting baraja opciones en el mercado para sustituir a cualquiera de sus los centrales que puedan marcharse. El hueco que puedan dejar Varane o Ramos lo ocuparían Pau Torres, Koundé o Alaba. Vallejo sería un buen recambio si finalmente se decide vender a Militao o Nacho pide salir. En caso de marcharse, la fórmula podría ser la misma que ya intentó el Madrid el año pasado: una venta pero manteniendo parte de los derechos para tener prioridad sobre él.

Este curso, Vallejo acumula 1.964 minutos de juego entre Liga, Copa del Rey y Europa League. Está teniendo una importancia capital para Diego Martínez, que si no lo ha utilizado más ha sido por culpa de algunas molestias físicas que ha sufrido esta temporada, además de haber superado el coronavirus. Ha ocupado varias posiciones: además de la de central, ha actuado como pivote y como lateral derecho.

Fue una apuesta muy importante del Real Madrid en 2015, pagando 5 millones al Zaragoza. Ha sido internacional y capitán en categorías Sub-19 y Sub-21 de la selección española y, aunque en los últimos años parece haber frenado levemente una progresión meteórica, sigue siendo un central muy completo y con gran progresión.