VALENCIA

Los planes de Lim sin el Príncipe: Guedes está en venta

Lim perfila un proyecto bajo tres premisas: reducir más el coste de la plantilla, refuerzos a coste mínimo y volver a competir por Europa; Gracia no entra hoy en los planes.

0
Gonçalo Guedes.
David González.

Lo dijo el Príncipe de Johor en AS: “Lim no quiere vender”. Entonces, ¿qué quiere hacer con el Valencia? Su plan a corto plazo no lleva implícito ningún cambio radical en su modelo ni, a priori, en la estructura. Anil Murthy, cuya salida sería segura si llegara Tunku Ismail, continúa hoy gestionando el club y Miguel Ángel Corona, la secretaría técnica. Lim les ha encomendado presentarle un proyecto deportivo bajo tres parámetros: seguir reduciendo el coste de plantilla, equilibrar las cuentas (tiene pérdidas de 26,4 M. que deberá compensar con ventas) y, pese a ello, confeccionar una plantilla (con fichajes ‘low cost’ y cedidos, aunque quedándose con bastiones como Gayà o Soler) para competir por la Europa League.

¿Cómo se quiere reducir el coste de la plantilla?

El Valencia, el último año, pasó de tener una plantilla de 162,4M€ a la actual que, según presupuesto (a fecha de 30 de junio), costaría 125,6, aunque esa cifra se rebajó aún más durante el verano y su limite de Fair Play Financiero es de 103,3 M€.En ese contexto, la premisa de rebajar el coste de la plantilla pasa, más allá de que Gameiro y Mangala acaban contrato (fichas altas) y no continuarán, por tratar de dar salida a quienes más porcentaje consumen: Cillessen, Guedes y Maxi, aunque cada uno de ellos con su matiz.

Por Maxi (24 años), con contrato hasta 2024, escucharán ofertas, pero solo le traspasarían si deja plusvalía (venta superior a los 18M€ que restan por amortizar de su fichaje) y se augura otro mercado de puño cerrado. Maxi tiene perfil Premier y voluntad de emigrar, aunque sus números están acorde al rendimiento colectivo: 5 goles.

Cillessen y Guedes tienen contrato hasta 2023 y 2024 respectivamente. Del holandés restan por amortizar 17,5M.; de Guedes 20M (añadiéndole a ambos unas de las fichas más altas del plantel, como Maxi). A Cillessen (31 años) ya quisieron darle salida en verano por idéntica razón, pero no llegaron ofertas. La Eurocopa se ve como un escaparate, aún así se ve complicada su venta sin pérdidas contables y no se fichará ningún portero hasta que se confirmara su salida.

Guedes (24 años), el fichaje más caro de la historia del Valencia, que llegó de la mano de Lim al aeropuerto de Manises tras abonar 40 , también está en venta. El portugués no está siendo el referente que se esperaba por Mestalla. Pero tiene calidad, potencial y a Mendes de representante. Lo que resta por amortizar está acorde a su valor actual de mercado y el Valencia, inclusive, se plantearía en su caso una cesión con opción de compra obligatoria.

La Liga le dará ‘tregua’ por la pandemia 

El Valencia incluyó en su presupuesto unas pérdidas de 26,4 millones, que auguraba “compensar con venta jugadores” antes del 30 de junio de 2021. A esa cuantía habría que descontarle el traspaso de Kondogbia, que se realizó en octubre, aunque a su vez añadirle los 8 millones que se presupuestaron en abonos (el 55% que permitió la Liga) y que finalmente no se recaudarán porque Mestalla estará vació toda la temporada.

No obstante, precisamente por las consecuencias económicas de la pandemia, la Liga comunicó a los clubes que les daría cierta tregua, margen, para equilibrar sus gastos e ingresos y la estimación que se hace en el Valencia es que antes del 30 de junio ‘solo’ deberán compensar con ventas unos 10 millones. Además, desde el club, se confía en que Lim prorrogue (parte o la totalidad) la devolución de los 54,5 millones que se le adeudan con vencimiento a 15 de julio, una deuda a corto plazo que en el caso de confirmarse pasarían a largo.

El Valencia, aún así, reducirá sus ingresos ordinarios el curso que viene en diferentes apartados: por no competir en Europa, por la posición en la que va a terminar en Liga (derechos de televisión), por ingresos de taquillas, porque se da por seguro que si vuelve el público en septiembre será de manera escalonada y porque perderá a su principal patrocinador por la ley que limita la publicidad de casas de apuestas.

Incorporaciones a bajo coste y una plantilla reducida

El esbozo de proyecto que le presentarán en breve a Peter Lim, donde obviamente se analizará la situación del banquillo, incluirá tanto las bajas como las posibles incorporaciones. Hoy ni Murthy ni Corona tienen luz verde para negociar por ningún jugador. Solo recabar información. La premisa será la misma que las del pasado mercado invernal, es decir, incorporaciones a bajo coste y priorizando cesiones con opción de compra. El objetivo que se fijará desde principio de curso es regresar a competiciones europeas (no la Champions, desde luego) tras dos años fuera de ellas y para ello, a diferencia del pasado verano, sí se reforzará el equipo en aquellas posiciones que queden huérfanas, aunque el bloque se sustentará en los pilares de la actual plantilla, casos de Gayà, Carlos Soler, Wass o Gabriel, y en el crecimiento que puedan tener tras un año más en la élite jugadores como Uros Racic o Thierry Correia. Será, eso sí, una plantilla con un número máximo de 21 o 22 profesionales.

Javi Gracia, en Paterna.

¿Qué pasará con Javi Gracia?

La noticia, la sorpresa, sería que continuara la próxima temporada en el banquillo de Mestalla. Gracia, aunque él pidiera salir en octubre y estuviera hasta en dos ocasiones en el alambre (las noches de los partidos contra el Cádiz y Villarreal), acabará el curso por dos razones: por la indemnización a pagar en caso de rescindir cualquier de las partes (3 millones) y porque desde el club, sin exigencia ni aspiraciones, se puso el cartel de año de mera transición y sin más cometido que mantener la categoría, un objetivo mediocre y lejano a la historia del club.

Gracia lleva varias ruedas de prensa remarcando que, ahora sí, quiere cumplir su contrato (acaba en 2022), pero desde el club, donde se ha tomado la matrícula del discurso del entrenador, simplemente se emplaza a tratar la continuidad del navarro cuando finalice el curso y se responde que “todo es negociable” a la pregunta de si existe alguna cláusula que permita en junio a las partes rescindir la vinculación, que según desveló Radio Valencia Cadena SER sí existen 15 días para comunicar una de las dos partes su voluntad de rescindir el contrato con una indemnización inferior a lo que cobraría Gracia la temporada que viene.