EIBAR

No Kike, no party

El delantero azulgrana es el máximo goleador y asistente de un Eibar que le necesita más que nunca en el tramo final de la temporada.

Mucho se habla, y con razón, de la temporada que está realizando Bryan Gil en el Eibar, que además le ha catapultado a la selección absoluta, pero el jugador que más está aportando en lo que a cifras se refiere es Kike García. Y hablamos de números, que son muy fríos, porque si se midiese igual la lucha, la garra y la pelea, los datos serían demoledores.

De momento, ya ha igualado su mejor racha goleadora en Primera División con 8 tantos en su zurrón, algo que no conseguía desde la temporada 2017/2018, y además también es el líder del Eibar en cuanto a asistencias, con un total de dos. Visto en frío no parecen unos datos como para echarse las manos a la cabeza, pero es que el conquense está llevando todo el peso goleador del equipo, por delante de Enrich, Muto o Quique González.

Su carrera no ha sido fácil. Una grave lesión en 2011 cuando militaba en el Real Murcia le tuvo alejado de los terrenos de juego toda la temporada, pero se rehízo, dejando patente que es tan luchador dentro como fuera del campo. La temporada 2013/2014 supuso su despegue absoluto. Nada menos que 23 goles marcó con el Murcia, lo que le llevó hasta el Middlesbroug, previo pago de 3,5 millones de euros por parte de los ingleses.

El que fuera Medalla de Oro con España en los Juegos del Mediterráneo de 2009, vuelve a estar a su mejor nivel. De momento ha igualado su mejor registro goleador, pero pocas dudas hay de que lo va a superar de aquí a final de temporada. Y es que otras temporadas Enrich estaba mejor, estaba Charles… Pero esta vez le toca tirar de galones. Y lo está haciendo. No Kike, no party.