MÁS FÚTBOL

Sarabia: "La química con Messi no fue la deseada"

El segundo entrenador del Barcelona durante la etapa de Quique Setién ha confesado que su relación con el futbolista argentino no fue como esperaba.

0
Sarabia: "La química con Messi no fue la deseada"
JOAN M. BASCU DIARIO AS

Eder Sarabia, técnico del FC Andorra, ha confesado en una entrevista al diario EL PAÍS que la relación que mantuvo con Leo Messi siendo segundo entrenador del Barça no fue como esperaba: "Nosotros no fuimos capaces de tocar las teclas para sacar lo mejor de él. La química no fue la deseada. No encontramos al mejor Messi en el estado anímico. Él debe estar más limpio para desarrollar su fútbol".

Sarabia, a pesar de ser el segundo de Quique Setién en el conjunto azulgrana, aprovechaba las pausas de hidratación para animar al equipo e incluso corregirles algunos detalles del juego. Lo hacía con tal entusiasmo que se llegó a pensar que a los futbolistas no les gustaban esas arengas, pero Sarabia lo desmiente: "Varios jugadores me han mandado mensajes para felicitarme (cuando fichó por el FC Andorra). No creo que haya dejado enemigos en el Barça" y también ha señalado que "en ocasiones tengo que contenerme. Llevo tiempo trabajando con un coach, antes y después del Barça. No me preocupa mi imagen exterior. No es malo que se me vea como un apasionado del fútbol, pero no me gusta que se me demonice. Tengo que cambiar detalles".

Su etapa en el Barça estuvo marcada por la mayor goleada que el club azulgrana ha recibido en su historia en la Champions League, el 2-8 frente al Bayern en Lisboa. Sin embargo, Sarabia considera que aquella derrota dolorosa fue un aprendizaje de cara al futuro: "Me ha servido para aprender mucho. Como dice Vicente del Bosque, todo lo que sucede, conviene. Todo lo que me pasó en el Barça me ha hecho ser mejor. Incluido el 2-8. No era un equipo preparado para afrontar retos importantes. Estaba cogido con hilos".

Además, Sarabia ha reconocido que le dejó un sabor amargo la forma de actuar del club cuando se le destituyó a él y a Setién, y no abonó todas las cantidades pactadas en el contrato del técnico cántabro. "Para quedar libres y poder trabajar en otro club tuvimos que renunciar a una parte importante de nuestro contrato. Hemos cobrado hace poco un plazoA Setién no le han pagado. Todo eso me decepcionó, pero no cambio por nada del mundo todo lo que me pasó en el Barça", ha resumido el entrenador del FC Andorra.