REAL MADRID

El Real Madrid firmó dos cartas a Cristiano para blindarle frente Hacienda

infoLibre acaba de desvelar un nuevo capítulo de 'Football Leaks', en el que se asegura que el club blanco garantizaba sus ingresos ante posibles actuaciones del fisco español.

El Real Madrid firmó dos cartas a Cristiano para blindarle frente Hacienda
PEPE ANDRES DIARIO AS

La relación de Cristiano Ronaldo con el Real Madrid y los problemas con la Hacienda española derivados por el cobro de sus emolumentos siguen dando de qué hablar tres años después de su marcha. Hoy el periódico digital infoLibre ha desvelado un nuevo capítulo de las irregularidades del portugués en lo referente a su relación laboral con el Real Madrid.

Según la información del citado medio de comunicación, basada en las diferentes investigaciones, encuadradas bajo la investigación de Football Leaks, el sitio web que ha venido filtrando al público supuesta documentación sobre los contratos, costes de traspaso y salarios de futbolistas famosos, el Real Madrid firmó dos cartas que blindaban su salario frente a las actuaciones de Hacienda.

InfoLibre recuerda que este tipo de actuaciones están prohibidas según el Estatuto de los Trabajadores y también que Cristiano fue el único jugador a quien el Real Madrid supuestamente le redactó una carta de indemnidad fiscal, que le garantizaba un salario neto, al margen de los posibles requerimientos de las arcas públicas de España.

También ha desvelado que otros jugadores, como Bale, pidieron al Real Madrid una cláusula de "indemnidad fiscal general", sin llegar a conseguirla. Así consta en documentos de Football Leaks compartidos por Der Spiegel con European Investigative Collaborations (EIC) y del que es 'socio' infoLibre.

Por su parte, Cristiano Ronaldo dejó España en 2018 para fichar por la Juventus, en medio de un ambiente complicado por sus cuentas pendientes con el fisco español, que fueron saldadas en enero de 2019 tras acudir a Madrid para resolver un juicio de conformidad. En el mismo, el delantero portugués ratificó el pacto al que había llegado con Hacienda meses atrás, en el que sustituyó la pena de dos años de prisión por el pago de una multa de 360.000 euros.