BARCELONA 1-CÁDIZ 1

Aprobados y suspensos del Barcelona: Lenglet y Griezmann ‘pinchan’ el globo de LaLiga

El defensa, que provocó un penalti inocente en el último minuto, y el delantero, que no dio una a derechas, impiden al Barcelona sumar los tres puntos.

Ter Stegen: El único remate entre los tres palos del Cádiz fue el penalti que lanzó Álex Fernández en el minuto 89. Hasta entonces, el meta alemán apenas había tenido trabajo, sólo algún centro aislado y poco más.

Dest: Fue de más a menos. Muy dinámico en la primera parte, con muchas apariciones por la banda derecha, con centros muy peligrosos y combinando con acierto con Dembélé. Tras el descanso, ya no tuvo tanta presencia y estuvo mucho menos presente en el campo. Fue sustituido por Mingueza en los últimos minutos.

Piqué: Completó los noventa minutos, demostrando estar ya perfectamente recuperado de la lesión en la rodilla que le ha tenido casi tres meses de baja. Solvente en todas las facetas en el juego, aunque acabó bastante cansado.

Lenglet: Mal. El francés fue uno de los grandes señalados por el empate ante el Cádiz al cometer un penalti absurdo en los minutos finales del partido. Sobrino se le adelantó y el central le dio una patada absurda en su intento de despejar el balón. Antes de esta absurda acción, tuvo muchos problemas para defender a Negredo. Koeman debe estar esperando con los dedos cruzados el regreso de Ronald Araújo.

Alba: Lleva varios partidos sin encontrar a Messi en ataque. Aún así, su partido fue encomiable, aunque estuvo menos participativo en la banda izquierda que en otras ocasiones. Intentó un remate fuera del área, pero no encontró portería.

Sergio Busquets: Uno de los mejores. Fue el jugador que mejor se movió en el campo, que encontró mejores soluciones a la hora de dar continuidad al juego y quien buscó más pases entre líneas. Lástima que en esta ocasión sus compañeros no supieran aprovechar tanta generosidad en el juego.

De Jong: Bien defensivamente, sobre todo a la hora de recuperar balones y evitar la transición del rival, pero más apagado en ataque, donde no supo moverse con comodidad ante la nutrida defensa del Cádiz. Marcó un gol, pero fue justamente anulado.

Pedri: Provocó el penalti en un acción de pillería y volvió a mostrar su gran talento a la hora de moverse en espacios cortos y buscar a Leo Messi, su mejor socio en el campo. Le dio una asistencia genial a Leo, con un balón en semi vaselina, pero el argentino envió la pelota fuera por poco.

Dembélé: El más desequilibrante, pero también el más fallón del equipo. El francés tuvo varios mano a mano con el portero, enviando todos los balones fuera. Es verdad que en muchas de sus jugadas se buscó él solito las lentejas, pero si al final no acaba en gol, la frustración es absoluta. A Koeman tanto despropósito le acabó desesperando.

Griezmann: Cada día que pasa es un bofetón para el francés y para quien apostó por su fichaje,. Desconectado absolutamente en el juego, no sólo no aporta nada sino que ya directamente quita cosas al equipo, como en el gol de Pedri, que se anuló por un fuera de juego previo del francés. Está haciendo méritos de sobra para ‘chupar’ banquillo sine die.

Messi: Marcó de penalti y fue el jugador que más veces intentó mirar la portería de Ledesma, pero era evidente que no tenía el día. En todo caso, fue el jugador que más sensación de peligro dio en el campo, poniendo al portero rival en más de un brete. A medida que avanzaba el partido, su rostro pasó de la preocupación a la desesperación.

CAMBIOS:

Braithwaite: Sigue siendo cualquier cosa menos decisivo o resolutivo.

Pjanic: Puso entereza en la medular, aunque estuvo poco acertado en un claro remate.

Trincao: En esta ocasión su aportación desde la banda derecha fue nimia.

Riqui Puig: Estuvo muy cerca de poner el 2-0 en el marcador y cerrar el partido con un remate muy ajustado que pasó rozando la escuadra.

Mingueza: Jugó los últimos diez minutos, aportando contundencia y piernas en la banda derecha.