REAL MADRID

Carvajal se rompe y estará, al menos, mes y medio de baja

Sufre una lesión muscular en el muslo derecho con afectación del tendón y estará al menos mes y medio de baja. Se pierde la Atalanta, el derbi y el objetivo es el Clásico.

La mala suerte se ceba de nuevo con Carvajal, que puede estar de baja hasta el próximo parón de selecciones. El lateral sufre una lesión muscular en el muslo derecho con afectación del tendón, según el parte médico difundido por el Real Madrid este mediodía. El comunicado no especifica plazo de recuperación, pero el lateral estará alejado de los terrenos de juego al menos mes y medio.

En ese escenario, Carvajal puede perderse cinco jornadas de Liga (seguros Valladolid, Real Sociedad, Celta y Atlético) incluyendo el esperado derbi del 7 de marzo y la eliminatoria de octavos de final para la Champions contra la Atalanta. El último partido de Liga antes del parón de selecciones es el 20 ó 21 de marzo contra el Celta en Balaídos y después de la ventana FIFA el Madrid no retomará la competición hasta el fin de semana del 3-4 de abril, cuando el Eibar visite el Di Stéfano.

Mirando a abril con el Clásico... y los cuartos de la Champions

El objetivo, por tanto, es doble. Por un lado que Carva esté disponible para los cuartos de final europeos si es que el Madrid avanza (se jugarán 6-7 de abril la ida y 13-14 de abril la vuelta) y en especial, el Clásico que se jugará en el Di Stéfano el 11 de abril. Un duelo de por sí gigante y que en esta ocasión puede ser clave por la Liga si los blancos están apretados en la tabla con el Atleti y el Barça.

Carvajal tuvo que ser sustituido ayer domingo a los 25 minutos del partido de Liga contra el Valencia. El canterano regresaba al once tras unas molestias que le habían mantenido de baja siete partidos en el último mes y medio, desde el 2 de enero contra el Celta.

Es la cuarta lesión que el canterano sufre esta temporada, en la que apenas ha podido disputar 11 de los 31 partidos jugados por el Real Madrid. Una lesión en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha le tuvo mes y medio en el dique seco entre octubre y la primera quincena de noviembre. En total, ocho partidos de ausencia. Apenas pudo jugar un par de encuentros (en Vila-real y en Milán) antes de volver a romperse. Esa vez su ausencia fue corta. Una lesión muscular en el aductor corto derecho le mantuvo diez días de baja. Lo apretado del calendario se tradujo en tres partidos de ausencia y un cuarto, el decisivo contra el Borussia Mönchengladbach en Champions, en el que Zidane le mantuvo en el banquillo por precaución.