REAL ZARAGOZA

Bodiger, tercer refuerzo invernal del Real Zaragoza

El mediocentro, que terminaba contrato el próximo 30 de junio, llega con la carta de libertad y firmará por tres años. El Cádiz se guarda un porcentaje de sus derechos.

Bodiger, del Cádiz, con la pelota controlada.
www.alvarorivero.com

Yann Bodiger se convertirá en las próximas horas en el tercer refuerzo invernal del Real Zaragoza, tras las cesiones de Peybernes y Álex Alegría. El mediocentro francés, de 25 años, terminaba contrato con el Cádiz el próximo 30 de junio y todas las partes han llegado a un acuerdo de traspaso por el cual el futbolista llega con la carta de libertad al culb aragonés, con el que firmará un contrato de tres años, y los gaditanos se guardan un porcentaje de sus derechos, en torno al 20%, de cara a una futura venta.

Bodiger, cuyo fichaje se hará oficial en cuanto supere el reconocimiento médico y se firme toda la documentación, reforazará el centro del campo del Real Zaragoza y especialmente le aportará altura, gracias a sus 1,88 metros de estatura. En principio, la idea del jugador era finalizar la temporada con el Cádiz, pero el hecho de que el conjunto gaditano necesitara liberar fichas unido a los pocos minutos con los que últimamente estaba contando le han llevado a tomar la decisión de buscar una salida, decántandose de entre todas las ofertas que tenía de Segunda División por la del Real Zaragoza.

Bodiger se convertirá de esta manera en el quinto futbolista francés en la historia del Real Zaragoza tras Luccin, Pignol, Sinama-Pongolle y Peybernes. El mediocentro, internacional Sub-21, se formó en las categorías inferiores del Toulouse, debutando con el primer equipo en 2014. En su quinta temporada en el conjunto galo, Bodiger salió cedido al Córdoba en el mercado de invierno del curso 2018-19. Ese mismo verano fichó por el Cádiz, donde la pasada campaña logró el ascenso disputando 21 partidos de Liga, quince de ellos como titular. Esta temporada únicamente ha disputado 493 minutos entre Liga y Copa, por lo que llega al Zaragoza en busca de esos minutos que no estaba teniendo en el conjunto gaditano.