MÉXICO

No apto para sensibles: un clavo le desgarra la rodilla y no puede parar de llorar...

El jugador español de Necaxa, Unai Bilbao, se clavó un clavo de una de las pancartas del suelo del césped cuando cubría un balón que se salía de fondo.

AStv