INTERNACIONAL

Era especial y es una pena como está: el día que Özil dejó Anfield en trance con un simple control

Ver jugar al alemán era poesía en movimiento. Este control ante el Liverpool es el mejor ejemplo. Escuchen el sonido de Anfield y alucinen.