FILOMENA

La odisea de Unionistas para ir a Ferrol a jugar obligados y "en contra de su voluntad"

El Unionistas afronta un viaje peligroso hasta Ferrol para jugar un partido que consideran que debería haber sido suspendido. Viajan en contra de su voluntad.

En contra de su voluntad y con gran preocupación, a primera hora de este domingo la expedición de Unionistas de Salamanca ha puesto rumbo hacia Ferrol para disputar su partido contra el Racing Club de Ferrol en La Malata (17:00h.). El conjunto charro afronta un viaje repleto de complicaciones debido al peligroso estado de las carreteras ya desde la propia salida por las calles de Salamanca, tal y como el club ha denunciado a través de diversos vídeos colgados en las redes sociales.

En un primer momento, el partido, correspondiente al Grupo I de Segunda División B, había quedado suspendido ante la imposibilidad de poder realizar desplazamientos como consecuencia del temporal de nieve. Sin embargo, horas después la Federación decidió que el partido tenía que disputarse, obligando a Unionista a desplazarse a Ferrol en condiciones tan adversas. El conjunto charro ha denunciado públicamente los hechos, mostrando su indignación por verse obligado a realizar un viaje a Galicia contra su voluntad, "poniendo en riesgo la salud de la expedición en condiciones que van en contra de todas las recomendaciones de la DGT, el ministerio de transportes, la subdelegación del gobierno y otras autoridades". El equipo afronta un trayecto de 470 kilómetros y más de 5 horas de viaje.

El presidente de Unionistas, Miguel Ángel Sandoval, ha denunciado en Carrusel Deportivo de la Cadena SER la situación a la que se ha visto obligado el conjunto salmantino. El dirigente se ha mostrado preocupado ante la posibilidad de que la expedición no pueda entrar en Castilla y León en el viaje regreso (por las medidas que rigen en la Comunidad por la pandemia) y ha dejado esta reflexión: "Decían que después de la pandemia ibamos a salir mejores. No hemos salido mejores, hemos salido mucho peor".