VALENCIA

El Tottenham exige dinero por la cesión de Harry Winks

El central Ferro aprieta al Benfica para que le dejen salir antes de la llegada de Lucas Veríssimo al club portugués.

Jose Mourinho habla con Harry Winks.
DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

El Valencia mantiene su paso lento a la hora de reforzarse. El club mantiene abiertas varias vías para dotarle a Javi Gracia de recursos en defensa y en el centro del campo. Así se lo volvió a transmitir Anil Murthy cuando le ratificó el pasado miércoles y así lo confirmó el técnico navarro en la previa del partido contra el Yeclano: “Confío en que lleguen refuerzos”. Pero las cartas con las que juega el Valencia están marcadas y son pocas: cesiones a coste cero.

Peter Lim sigue sin dar luz verde a invertir ni un solo euro más allá de los salarios, que tras la salida de Kondogbia al Atlético de Madrid vendría a ser como quedarse prácticamente con el mismo coste de plantilla. Por ello se complica una operación que desveló AS y en la que el Valencia lleva semanas trabajando: la cesión de Harry Winks.

El Tottenham, a tenor del intercambio de emails entre las personas implicadas en la negociación, está abierto a la cesión del centrocampista inglés, quien a su vez ve con buenos ojos recalar en Mestalla para tener la continuidad que necesita para tener plaza en la próxima Eurocopa. Pero el club inglés pide una cuantía económica para la cesión de Winks y ello frena a día de hoy su llegada a Valencia. Aún así, las conversaciones siguen abiertas, pero sin avances.

Otro nombre propio en la actualidad de mercado blanquinegro es el de Ferro. El central del Benfica aprieta a su club para que le dejen salir de inmediato. Ferro ya comprobó como en verano se truncó su llegada a Mestalla por dilatarse de más en el tiempo la operación y desde entonces solo ha jugado tres partidos. El Valencia, de cara a este mercado de enero, volvió a llamar a su puerta y su voluntad es la de aceptar la cesión. Pero el Benfica solo la aprobará una vez el central Lucas Veríssimo esté en Portugal.

En Portugal se da por hecho el fichaje de Veríssimo por el Benfica, si bien, el Santos, club al que pertenece, no dará luz verde a su traspaso hasta que acabe su andadura en la Copa Libertadores. Santos empató esta semana en la ida de semifinales contra el Boca Juniors (0-0) y la vuelta se jugará el 13 de enero en Brasil. Si el Santos se clasificase para la final, esta se jugará el 30 de enero. Ello implicaría que Ferro no fuera liberado hasta última hora de mercado y el Valencia mira otras alternativas para reforzar su zaga (siempre bajo la premisa de coste cero). De ahí la presión de Ferro al Benfica, que teme que el Valencia no le espere.

Los nombres que maneja el Valencia para reforzar la defensa y el centro del campo también los tiene Javi Gracia encima de su mesa. El club quiere implicar al entrenador en la elección de los jugadores, básicamente porque en los parámetros económicos que permite moverse Peter Lim las opciones son contadas y la opinión del técnico se considera clave para que el rendimiento sea inmediato, que es lo que necesita el Valencia en este mercado de enero. Obviamente llueve sobre mojado y el recelo en el vestuario a la llegada de refuerzos, tanto por el cuerpo técnico como por los propios jugadores, se mantendrá hasta que entren caras nuevas por su puerta.