GRANADA-VALENCIA

Gracia, sobre la actuación arbitral: "Me siento perjudicado"

El técnico navarro Javi Gracia, sin entrar a valorar las dos expulsiones, no ve falta de Mangala a Soldado en el 1-1 y sí falta a Koba en la acción previa al 2-1 de Molina.

Javi Graciae definió en sala de prensa de “roto” el estado anímico del vestuario y por primera vez dejó entrever que el objetivo del Valencia no es otro que la salvación, hecho que con los datos en la mano es indiscutible: 15 puntos de 48 en juego y acabando el año tras siete jornadas sin conocer la victoria. Gracia, que no quiso cargar tintas con Jason y Guedes por sus expulsiones, sí afirmó sentirse “perjudicado” por las decisiones del colegiado del encuentro.

¿Qué se les puede decir a Jason y Guedes?

Las dos expulsiones habría que analizarlas y saber qué ha pasado. Pero jugar con inferioridad partidos tan igualados e importantes dificulta sacar buen resultado. Es una cosa que tenemos que mejorar. Ya nos cuesta con once ser capaces de lograr la victoria, en un partido que estaba tan igualado, en el que podríamos haber sentenciado en la primera parte, pues es difícil con nuevo.

¿Cómo está el vestuario?

Está roto. Después de una primera parte que dominamos… que termine como terminó es frustrante. El equipo ha mostrado voluntad y ha querido, pero no nos ha dado en gran parte por cómo se ha desarrollado el partido.

¿Qué le comentaba al árbitro al final del partido?

Yo le decía al árbitro que me sentía perjudicado en varias de las acciones que ha pitado. Sin ir más lejos, la última del gol de Molina, que empieza con una falta a Koba y tengo dudas que sea falta de Mangala a Soldado. No quiero entrar a valorar las tarjetas. Hubo una serie de situaciones en las que me siento perjudicado y así se lo he dicho.

15 puntos en 16 jornadas. ¿Cree que con lo que hay da para salvarse?

Tiene que dar. Es nuestro objetivo. Tenemos que ir preparando nuestro siguiente partido. Hay que ser optimistas y creer que en algún momento las situaciones adversas que estamos teniendo nos vendrán de cara. No estamos teniendo esa pizca de suerte necesaria.