BARCELONA-VALENCIA

Aprobados y suspensos del Valencia: Guedes ejerció de líder

Diakhaby y Maxi Gómez, tras asistencias de Carlos Soler y Gayà, fueron los autores de los goles, aunque la estrella del partido fue Guedes, que firmó su mejor actuación.

Al Valencia el empate le sentó bien por el escenario, aunque a poco por su actuación. Suyas fueron las ocasiones más claras del encuentro.El guión de partido de Gracia lo leyeron bien sus jugadores, que como dijo Gayà a la conclusión del encuentro "nos hemos ido creyendo que podíamos ganarlo". La polémica también jugó en su contra, en esa acción del penalti cometido por Hernández Hernández sobre Gayà a Griezmann. 

Jaume: Hasta el minuto 32 no tuvo que intervenir. Gran parada a Messi en el polémico penalti, con espectáculo para el despiste incluido antes del lanzamiento. Hizo dos intervenciones claves a disparos de Braithwaite y Mingueza.

Daniel Wass: Coutinho fue el único que se le fue claramente en una acción. El danés se hizo fuerte en su banda, donde apenas profundizó para evitar que Jordi Alba le pillara la espalda, cosa que no sucedió.

Gabriel Paulista: Lideró la zaga blanquinegro fiel a su constumbre. Sin filigranas en la salida y atención en las ayudas. Le faltó contundencia, como a toda la zaga, en la acción del 2-1.

Diakhaby: Se jugó el penalti en un balón dividido con Busquets, aunque el colegiado pitó antes manos del centrocampista catalán. El francés se sintió cómodo achicando agua cuando el Valencia defendía al borde del área de Jaume con dos líneas de cuatro.

Gayà: Su sola presencia le da otro aire al equipo; le da más empaque. Se prodigó menos en ataque de costumbre por el planteamiento de partido, si bien, cuando lo hizo fue decisivo. Suyo fue la excelsa asistencia a Maxi Gómez en el 2-2.

Yunus: Hasta su lesión, ató en corto las idas y venidas de Jordi Alba. El neoyorkino estuvo solidario en labores ofensivas y sacó a relucir su velocidad en un par de contragolpes. Tuvo el gol a tiro en una acción en la que se molestaron mutuamente él y Maxi Gómez. Fue sustituido por Álex Blanco tras notar un pinchazo.

Carlos Soler: Obligó a lucirse a Ter Stegen con un disparo con rosa desde la frontal y, en el saque de esquina posterior, asistió a Diakhaby en el primer gol del partido. Demostró personalidad, criterio y pulmones en el centro del campo.

Uros Racic: El serbio se entregó de principio a fin. Sigue dejando claros y oscuros en la circulación, aunque su trabajo fue mayúsculo.

Cheryshev: El ruso se desfondó, generando peligro por el carril izquierdo, como un centro a Maxi Gómez que el uruguayo, de cabeza, no aprovechó. Pero Cheryshev, a su vez, protagonizó un error que desquiciaría a los aficionados blanquinegros. Sucedió nada más comenzar la segunda mitad, cuando erró un perfecto pase de la muerte de Guedes.

Guedes: Cuajó una de sus actuaciones más completas de la temporada. Su velocidad fue una de las armas que quiso explotar Gracia.Fue desequilibrante, que es lo que de él se espera. Se le notó más participativo actuando entre líneas que cuando lo hace pegado en banda. Forzó una amarilla a Griezmann y, entre otras acciones, regaló un balón a Cheryshev que este malogró e hizo un excelso pase con el exterior a Gayà en la acción del 2-2.

Maxi Gómez: Rompió una sequía que arrastraba desde el 29 de septiembre. Lo hizo con un movimiento en el área de instinto y una definición de ‘killer’. En la primera mitad había malogrado una ocasión de cabeza tras centro de Cheryshev, aunque su aportación al juego, presionando y oxigenando al equipo, fue perfecto.

También jugaron

Álex Blanco: No desentonó con ninguno de los titulares. Su entrega fue máxima y generó varias salidas por el carril izquierdo con las que el Valencia inquietó al Barcelona.

Manu Vallejo: Salió por Guedes en la recta final y apenas intervino.

Kang-in Lee: Sustituyó a Cheryshev con el tiempo cumplido y solo tocó un balón.