INGLATERRA

Primeras dudas en el Chelsea con el fichaje de 80 millones

"Debemos tener paciencia con Havertz porque es un talento con una calidad top que ha venido a esta liga", declaró Lampard sobre su adaptación a la Premier.

La de Kai Havertz no está siendo una adaptación sencilla a la Premier League. En verano fue uno de los fichajes estrella del Chelsea, uno de tantos con el objetivo de darle un cambio de cara a la plantilla, pero el ex del Bayer Leverkusen todavía no ha demostrado su mejor versión. Havertz, que costó 80 millones, sigue sin destacar.

En la derrota de este fin de semana contra el Everton fue sustituido en el segundo tiempo, tras una actuación muy discreta, y a Lampard le preguntaron en rueda de prensa por el rendimiento de su futbolista: "En estos tiempos siempre habrá críticas a cada jugador de cada equipo que pierde un partido. Debemos tener paciencia con Havertz porque es un talento con una calidad top que ha venido a esta liga. Debemos tener paciencia porque es un joven jugador que ha llegado a la velocidad de la Premier League. Puede jugar en cualquier posición del frente de ataque y ya ha jugado muchas veces en la derecha antes de llegar al Chelsea", dijo.

Esta referencia a la posición de Havertz la hizo por la ausencia de un mediapunta en el esquema de los 'blues', que acostumbra a organizarse en torno a un 4-3-3 donde Havertz se acuesta en la banda derecha, dejando, por ejemplo, a Mason Mount por las posiciones interiores. Los números tampoco acompañan a Havertz, que ha aportado un gol y dos asistencias en 10 partidos de liga, dos asistencias más en la Champions y tres goles en la Copa de la Liga en la victoria por 6-0 contra el Barnsley, su mejor noche en Inglaterra.

Pero Lampard pide paciencia: "Sé el jugador que va a ser Havertz", avisa el técnico inglés. Con el Chelsea en quinta posición pero a solo tres puntos del liderato, todos los activos son más que necesarios para competir con los de arriba. Los 80 millones de Kai Havertz, a pesar de sus 21 años, son uno de ellos y lo están esperando.