REAL MADRID

El vestuario del Madrid corre peligro

Sergio Ramos, Modric, y Lucas Vázquez brillaron ante el Gladbach y acaban contrato el próximo 30 de junio. El club aún no ha renovado a ninguno de los tres.

El solvente y convincente triunfo alcanzado por el Madrid de Zidane ante el Gladbach, aparte de consumar la clasificación a octavos de final como líderes de grupo con el consiguiente respiro para el sorteo de este lunes, deja otras lecturas que conviene remarcar al poder determinar e influir en la suerte que corra el equipo blanco de aquí a final de temporada. Como todos pudieron comprobar el miércoles en Valdebebas, hay dos jugadores que están en estado de gracia y en una forma excepcional en este momento: Luka Modric y Lucas Vázquez. A ellos se unió el regreso del capitán, Sergio Ramos, que añadió solidez en defensa y liderazgo en la salida de balón ayudando también a que Courtois disfrutase de una velada plácida y sin apenas sobresaltos. Zidane está encantado con los tres y los considera parte del eje de su proyecto deportivo (añádanles a Casemiro y Benzema y tendrán completa la ecuación).

Pues bien, a todo ello hay que añadir que los tres jugadores mantienen fuera del terreno de juego una excelente relación personal, como reflejan en sus redes sociales al compartir con sus familias días libres e incluso algún periodo vacacional. Zidane es consciente de ello y le gusta esa complicidad personal en lo que podríamos llamar el ‘núcleo duro’ del vestuario, que se hace escuchar cuando hay momento de derrota o de dudas (en este tiempo sólo se ha caído de ese colectivo Keylor Navas, que también sintonizaba con ellos). Ahí Sergio Ramos lleva la voz cantante pero Modric, con su tono calmado y sereno, es de los líderes más respetados en el vestuario (Carvajal también ha ganado mucho peso dentro del grupo). Todo ese equilibrio jerárquico que Zidane tiene en su vestuario explica buena parte de sus éxitos en estos años, pero ahora corre serio peligro de disolverse por la situación contractual de todos ellos. El francés, reforzado en su puesto tras meterse en octavos como primero de grupo, ya se ha mojado sin titubeos por los tres y ha expresado públicamente que quiere seguir contando con ellos. Sabe que el vestuario se rompería con su marcha ante la falta de auténticos líderes por el progresivo rejuvenecimiento de la plantilla acometido en estos últimos años.

Ramos, Modric, y Lucas Vázquez acaban contrato el próximo 30 de junio y a estas alturas el club no ha dado síntomas de querer solventar el futuro de todos ellos. Al menos el capitán ha tenido varias tomas de contacto y se espera que el sevillano acepte los dos años que, según El Larguero, el club la ha ofrecido, aunque sin aumento de sueldo por la situación económica generada por la pandemia (Sergio gana actualmente 12 millones de euros netos por temporada). Pero tanto Modric como Lucas no han recibido una sola llamada del club para agilizar su continuidad. Mijatovic, buen amigo de Modric, ya aseguró en el Carrusel que “Luka a esta fecha no ha recibido ninguna llamada del club”. Y Lucas Vázquez fue muy gráfico tras su exhibición ante el Gladbach: “El asunto de mi renovación es un tema complicado. En el fútbol hay cosas que no dependen solo de una parte…”. Conclusión, si nada cambia dentro de tres semanas, a partir del 1 de enero, los tres podrían firmar por cualquier club que llame a su puerta sin que el Madrid pueda hacer nada por evitarlo. Lo más paradójico es que los tres han reiterado su deseo de seguir en el Madrid y, en el caso de Ramos y Modric, retirarse del fútbol en activo en el nuevo y modernizado Bernabéu. Pero ya se sabe que esto es cosa de dos…