SEVILLA-REAL MADRID

Aprobados y suspensos del Real Madrid ante el Sevilla: Vinicius, un golpe de suerte

Un gol del brasileño, más que ayudado por Bono, desniveló la balanza. Modric y Kroos sobresalieron. Courtois salvó al final. Zidane sólo hizo un cambio.

Courtois. La primera, una chilena de De Jong en el 52', la solventó con suficiencia. En la segunda, una tijera de Ocampos en el 86', sacó lo mejor de sí. Es su cuarta puerta a cero en 12 jornadas.

Lucas Vázquez. Lleva 8 partidos en el lateral derecho esta temporada y 19 en total, pero no da visos de incomodidad o inexperiencia. Muy seguro en defensa y voluntarioso arriba, con un gran pase para Benzema en la oportunidad del francés en el 38'.

Varane. Bien en tres acciones, en el 20', en el 39' y en el 67', con De Jong, Munir y En-Nesyri.

Nacho. Anticipó y robó siempre, muy atento a todo. A su mejor nivel delante de un entrenador, Lopetegui, que suspiró por ficharle para el Sevilla.

Mendy. Si es raro un partido flojo del ex del Lyon, dos parece cosa imposible. Falló en Kiev y se corrigió en Sevilla, asistiendo además en el 0-1. Navas, un terremoto constante, no tuvo opciones con él cerca de la línea de fondo.

Modric. Si para las renovaciones en el Madrid sólo contase el rendimiento y no pesara tanto el DNI, ampliaría su contrato hasta que quisiera. En su tónica de este curso, se diferenció cada vez que la tocó, y no fueron pocas. Antes del 30', demostración de su tono, se encargó de cortar una contra sevillista muy metida en campo visitante.

Casemiro. Se le presentó el tanto en el 16', pero tardó en reaccionar. Sus compañeros, que acabaron echándole de menos en Ucrania, juegan con caparazón con él, y eso que todavía no está al cien por cien.

Kroos. La mueve mucho y rara vez falla, ni siquiera en sus constantes desplazamientos en largo, muy académicos. En ese pilar es más sencillo apoyar el fútbol del equipo. En el 21' un disparo suyo acarició la escuadra.

Rodrygo (sustituido en el 66'). Comenzó con buenas intenciones, sirviéndole el tanto a Vinicius en el 1', pero luego no terminó de entrar en juego.

Benzema. Sorprendentemente impreciso, no remató en el 5' de cabeza y se topó con Bono en el 38'. Pero la clase suele prevalecer: su intervención en la fabricación del 0-1 fue esencial.

Vinicius. Después de cuatro suplencias le pidió más a Zidane. En cinco minutos había tenido la primera, cruzando demasiado, encarado a Navas y presionado hasta forzar el error de Bono que no supo aprovechar Benzema. Recibió varias faltas, habilitó a Kroos, que casi marca, y dejó pasar un balón de Lucas en el que Karim rozó el premio. Todo en la primera mitad y en un Madrid necesitado de esa voluntad. En la segunda inició la jugada del 0-1, que aunque mal rematada, con ayuda de Bono, fue para dentro.

También jugaron:

Asensio (entra en el 66'). Con el Madrid entregando la posesión y retrocediendo, su labor se limitó a trabajar.