REAL SOCIEDAD

La enfermería da por fin una tregua a la Real Sociedad

Por primera vez en toda la temporada, Imanol puede contar con todos sus jugadores, menos el lesionado de larga duración Luca Sangalli.

Imanol en un Cádiz-Real Sociedad
ALVARO RIVERO DIARIO AS

Han tenido que pasar 79 días para que Imanol Alguacil pueda contar con toda su plantilla de esta temporada, a excepción del lesionado de larga duración, Luca Sangalli, cuyo regreso está previsto a partir de enero de 2021. Entre las lesiones habituales del fútbol, las sanciones y este año los casos de coronavirus, el entrenador de la Real Sociedad ha tenido que estar pendiente todas las semanas de la enfermería para saber a qué jugadores podía convocar para cada partido. Ahora, justo cuando entramos en diciembre, la enfermería le da una tregua que, viendo los precedentes del presente curso, habrá que ver cuánto dura. Conviene no fiarse, piensan en Zubieta.

Pero de momento el cuerpo técnico txuri-urdin respira. Porque en una temporada tan exigente y cargada de partidos como la actual (la Real está inmersa en la campaña con más encuentros de su historia), todos los jugadores que forman parte de la primera plantilla realista serán muy importantes para evitar la fatiga de jugar cada tres días y mantener al plantel lo más fresco posible. En ese sentido, y a pesar de las muchas bajas que ido teniendo el equipo donostiarra, la Real no se ha resentido en cuanto a resultados y juego, hasta el punto de que es el líder en solitario de Primera y en Europa tiene todas las opciones abiertas para superar la fase de grupos, como primero o como segundo del grupo F, a falta de dos jornadas para el final. La Real ha superado esta primera parte de la temporada con muy buena nota disponiendo de mucho menos fondo de armario del que va a tener a partir de ahora.

Y es que casi todos los integrantes de la plantilla han tenido algún tipo de problema que les ha impedido trabajar con normalidad y estar disponible para Imanol. David Silva, Oyarzabal, Willian José y Aritz Elustondo han sido bajas por culpa del coronavirus. Después, Zubeldia, Zaldua, Merquelanz, Guridi, Illarramendi y Sangalli comenzaron la liga lesionados, con diferentes dolencias. Y durante el transcurso de la temporada han ido cayendo Gorosabel, el propio Aritz, Monreal, también Silva y Sagnan. Y luego ha estado la sanción de un partido de Robin Le Normand. Poco a poco, Imanol ha ido recuperando a todos los jugadores que estaban tocados, salvo Luca Sangalli, que sigue con su proceso largo de regreso a los terrenos de juego.

Los últimos en regresar han sido Zubeldia y Zaldua, que llevan dos partidos en el once inicial a un gran nivel de forma. También Silva, que se ha perdido por lesión los dos últimos encuentros, está recuperado para el partido de este jueves contra el Rijeka. Y ahora el que tiene que volver a los terrenos de juego es el capitán Asier Illarramendi, que lleva desde la semana pasada de nuevo con el grupo después de su última recaída. Se espera que pronto esté listo para jugar. Y también están en buenas condiciones Mikel Merino y Aritz Elustondo, a pesar de que terminaron tocados el encuentro contra el Villarreal. El centrocampista navarro sufre una brecha importante encima de su ceja izquierda, que ha necesitado cinco puntos de sutura. Y el defensa besaindarra terminó con molestias en su tobillo derecho, que ya tenía lastimado desde hace tiempo; pero parece que no sufre nada grave. De hecho, no siguió jugando y se retiró en el descanso por precaución, para evitar males mayores. Imanol ya tiene donde elegir, la enfermería le ha dado una pequeña tregua que será fundamental para este diciembre cargado de partidos.