SHAKHTAR-MADRID | NACHO

"Como madridista y amigo, espero que Ramos renueve"

El defensa habló para los medios antes del encuentro con el Shakhtar. "Soñé con jugar un partido con el Madrid y llevo más de 200", dijo sobre su situación.

Nacho (30 años) ha atendido a los medios este lunes en la previa del Shakhtar-Real Madrid. El canterano ha hablado sobre Hazard, Ramos o su estatus en el club.

La 13, ganada en este estadio: "Es especial volver a un campo donde has conquistado algo tan bonito. Tengo unos recuerdos maravillosos, he jugado también con la Selección y es especial. Ojalá nos sirva de motivación para ganar el partido".

Si los rivales van a por Hazard: "Está claro que para nosotros es un jugador muy importante, sus jugadas son a máxima potencia, máximo nivel. Los rivales sufren mucho con él. No está teniendo suerte con estas lesiones. Esperemos que se recupere lo antes posible porque le necesitamos al cien por cien".

Si se ve titular si sale Ramos: "Siempre me he sentido muy importante en esta plantilla. Igual no juego todos los partidos como Sergio, pero con todos los entrenadores, ahora también con Zidane, me he considerado muy importante. Ahora estoy jugando en mi posición por la baja de Sergio y creo que ahí puedo ayudar más al equipo. Como compañero, y sobre todo como amigo y madridista, espero que renueve porque es una pieza muy importante. No sé qué pasará, yo estoy preparado para lo que venga y lucharé por mi puesto".

Un Madrid de altibajos: "Lo que buscamos es tener regularidad, afrontar los partidos un poco más a gusto. Contra el Inter dimos una versión muy buena, dominando casi todo el partido, y contra el Alavés, sin ser de los peores partidos te vas perdiendo y con acciones que no nos vinieron bien. Tenemos una gran plantilla para mantenernos ahí arriba, que es lo que todos queremos".

La explicación del vestuario: "No creo que sea falta de motivación porque todos intentamos representar lo que significa este escudo, que es salir a ganar todos los partidos. También somos personas, con días buenos y malos. Los rivales nos conocen cada vez más. Es verdad que se hace raro hacer un partido como el de Milán y luego como el del Alavés. Lo que estamos intentando es buscar una regularidad para que nos dé más confianza y que no haya esos altibajos".

Desplome defensivo: "No queremos esos datos, lógicamente. Intentamos, lo primero, estar bien defensivamente, que es como se ganan los partidos. Los rivales nos estudian cada vez más. Antes que jugadores somos personas, intentamos hacer las cosas lo mejor que podemos. Este no es el camino para ganar títulos, pero estamos haciendo todo lo posible".

Estudio de los rivales: "Llevamos mucho tiempo con este entrenador y creo que todas las cosas que hemos hecho son bastantes buenas. Siempre hemos estudiado a los rivales, el míster nos ha dado datos. Ahora que no se dan los resultados parece que todo está mal, que no se trabaja lo suficiente, que no hacemos cosas para revertir la situación. Este equipo siempre da la cara. Al principio de cada temporada siempre se dice que no vamos a ganar mucho, pero luego hemos levantado títulos y hemos hecho cosas que no ha hecho nadie. Tenemos mucha experiencia y calidad, luego es fútbol y puede salir mal o bien".

Si esperaba jugar más estas temporadas: "No, siempre lo he dicho, desde niño. Si me hubieran hecho firmar todo lo que he vivido y todo lo que he jugado con esta camiseta, lo hubiera firmado. Soñé con jugar un partido y llevo más de 200. Que todos los entrenadores hayan contado conmigo dice mucho bueno de mí. Personalmente, me hubiera gustado jugar en vez 50 partidos por año en vez de 20 o 30, no lo voy a negar, pero soy feliz, estoy donde quiero estar. Todos los veranos llegan ofertas que me ofrecen cosas que en el Madrid no termino de conseguir, pero soy feliz. Ahora no me cambiaría por nadie".

Lección de la derrota ante el Shakhtar en el Di Stéfano: "Tenemos que estar mucho más atentos a nivel defensivo cuando estamos atacando porque sabemos que son muy dinámicos, muy rápidos y a la contra hacen mucho daño. Hay que intentar ponerse por delante en el marcador y en ataque, sobre todo, estar atentos para evitar sus contras.