ATHLETIC

Villalibre derriba la puerta

Partidazo del canterano ante el Betis que demuestra a Garitano que tiene el nueve por el que tanto tiempo lleva suspirando. Batió su récord de minutos (88) en un partido de Liga como león.

Villalibre derriba la puerta
AIOL AIOL

Garitano reiteró ayer una vez más que le gusta Villalibre. Y que está gozando de minutos. De hecho, los ha tenido en todos los partidos de Liga. Pero sigue sin disfrutar de un partido completo. Ni siquiera ante el Betis, en su gran día, pudo redondear la noche con los 90 de juego. Con Garitano lleva 24 compromisos y ninguno entero. Batió su récord, eso sí, con 88 en un partido de Liga con el Athletic. Como si portara en la mano esa trompeta que en ocasiones hace sonar, el equipo bailó al son que él marcó, con 9 tiros a puerta y 4 goles. Aunque no anotó, estuvo muy cerca de hacerlo y participó en los tres primeros tantos. Forzó el que coló en propia meta Víctor Ruiz, le sacó Bravo un gran remate de cabeza que remachó Capa y puso el 3-0 en bandeja a Muniain. Lo bordó bajando a actuar de espaldas, con velocidad, apoyos, centros, caídas a banda, fijando centrales y participando en el juego. Se faja en cada acción. Garitano ya sabe que la plantilla que tiene no es de 13. Y más ahora con los cinco cambios.

Cuando en el mercado estival, allá por septiembre, Villalibre escuchaba que el club había activado la opción Llorente, promovida incluso por la plantilla, debía de estar en la nube de la perplejidad. ¿Y qué pasa conmigo? Pensaría. No será por no tocar a la puerta de las oportunidades. Y al fin le llegó una consistente, en el partido en el que se jugaba el puesto Garitano. Fue ante el Betis titular por primera esta temporada y por sexta en toda su carrera. El Athletic aún no había ganado un partido de Liga con el 'Búfalo' de inicio. Ayer salió todo perfecto y también se rompió esa maldición.

A Garitano le dio por decir durante una temporadita que no tenía un nueve específico. Increíble. Aquí está. Renovado hasta 2023, Villalibre es la esperanza del futuro en el puesto de 'nueve' tras la salida de Aduriz, que le nombró sucesor. Fue el propio Aritz el que le recomendó a un Asier al que ve "muy bien" esta temporada que heredase su dorsal '20', que llevó él hasta su retirada hace justo seis meses. "Yo se lo propuse medio en broma, medio en serio. Bueno, fue en serio en un momento que me mandó de paseo, pero creo que al final le habrá dado una vuelta y a mí que me hace mucha ilusión que lo lleve. A ver si le da la suerte que me ha dado a mí. Le estoy viendo muy bien y seguro que le va a dar buena suerte", le deseó el veterano exjugador.

El punta de Gernika fue el primer jugador del Bilbao Athletic que logró el pichichi de su categoría, en Segunda B, desde Julio Salinas en 1984 (en Segunda). Por cierto, 21 de sus 23 goles de ese año de Villalibre fueron al primer toque. "Como delantero te vas con esa espinita de no marcar", señaló tras la goleada al Betis. Tras sus cesiones frustradas en Numancia, Valladolid y Lorca, ha llegado su hora. De tanto aporrear la puerta pidiendo minutos, la ha derribado. Enfrente ayer tuvo a Joaquín, que sumó su partido número 800 como profesional en clubes. "Me lo comentó y es una gran ilusión, es un referente, claro, con esa edad seguir jugando a ese nivel", sueña Asier. El futuro es suyo.