REAL ZARAGOZA

Superávit por sexto ejercicio consecutivo

La SAD presentará el próximo día 22 de diciembre un beneficio de 5,3 millones de euros y una reducción de la deuda neta hasta los 71 millones, de los 106 que dejó Agapito.

Superávit por sexto ejercicio consecutivo
ALFONSO REYES

El Real Zaragoza SAD presentará el próximo día 22 de diciembre en una Junta General Ordinaria de Accionistas telemática obligada por la pandemia del COVID-19 un superávit después de impuestos de 5.393.000 euros, correspondiente a la temporada 2019-20, quedando ahora su deuda neta en 71,57 millones, de los que algo más de 12 se deben a la Agencia Tributaria. Éste es el sexto ejercicio consecutivo con beneficios, después de la catastrófica gestión del empresario soriano Agapito Iglesias, que dejó al club aragonés al borde de la desaparición y con una deuda de 106 millones de euros a 30 de junio de 2014.

Las cuentas de la sociedad anónima deportiva del ejercicio 2019-20 reflejan que la cifra de negocio se situó en los 16,97 millones y los ingresos más relevantes fueron por abonos (4,4 millones), taquillas (1,3), derechos de televisión (8,2) y comercialización y publicidad (2,9).

El aumento en los beneficios del Real Zaragoza, que en la campaña 2018-19 fue de 1,287 millones de euros, se debió en gran medida a las ventas de futbolistas, con unos beneficios de 7,174 millones: en el verano de 2019 fueron traspasados Pep Biel, al Copenhague, por 4 millones de euros, Soro al Real Madrid, por 2,5 millones y Verdasca, al Beitar de Jerusalén por 400.000, además de los 175.000 euros que se percibieron por el cadete Mateo Mejía, que se marchó al Manchester United, y los 100.000 que se cobraron por el juvenil Rodrigo Val, fichado por el Levante.

Los efectos de la pandemia se dejarán ver en las cuentas de la temporada actual, la 2020-21, ya que en el presupuesto presentado ya se deja claro que el importe de la cifra de negocios bajará a los 14,827 millones, más de dos millones menos.