HUESCA

Rafa Mir y su frustrado fichaje por el Real Madrid

El equipo blanco estuvo muy cerca de cerrar su traspaso cuando formaba parte del Valencia, pero el club che se negó en cuatro ocasiones a vendérselo y acabó en el Wolverhampton.

Rafa Mir ha recuperado en Huesca las sensaciones que le llevaron a estar en la agenda del Real Madrid. El equipo blanco estuvo muy cerca de cerrar su traspaso cuando formaba parte del Valencia, pero el club che se negó en cuatro ocasiones a vendérselo al equipo madrileño y acabó transfiriéndolo al Wolverhampton. Un fichaje que frenó su progresión y que no ha vuelto a estallar hasta que llegó cedido a El Alcoraz el pasado enero. En el Huesca tiene unos números de récord, con el mayor promedio de goles por partido en la historia del club y en las dos últimas jornadas ha visto puerta.

Los espectaculares números de Mir con el Mestalla despertaron el interés del Madrid para reforzar al Castilla. Sus 15 goles en 19 partidos llevaron al Valencia a aceptar una oferta del Wolverhampton de dos millones de euros. Unos números similares a los que ofrecía el Madrid, que tenía un acuerdo cerrado con él punta murciano y con su representante que incluso llegaron a estar cerrando el acuerdo en el Santiago Bernabéu. El jugador tiene una espinita clavada e intentará reivindicarse ante un club al que no le cierra las puertas en el futuro.