BARCELONA | BARTOMEU

"No hay motivos para dimitir"

El presidente Bartomeu muestra su sorpresa por la actuación del Govern catalán y deja caer que sí irá a una votación: "No tengo miedo a un Voto de Censura".

El presidente de Barcelona, Josep Maria Bartomeu, habló este lunes después de la Junta directiva. Confirmó que el Barça no fijará el Voto de Censura hasta que el PROCICAT (Plan de Protección Civil en Catalunya) se pronuncie sobre la petición del club de dejarlo en stand-by por la situación sanitaria o de pasarlo a los días 15 y 16 de noviembre.

Luego, respondió a las preguntas de los periodistas.

¿Piensa afrontar sí o sí el voto de censura o depende de lo que decida el PROCICAT, le respalda la directiva?

Todo lo que hemos decidido hoy es de forma unánime. Todos pensamos igual y sabemos que lo primero es el Barça. Estamos esperando una respuesta de la Generalitat para ver si se siguen dando las condiciones para votar el 1 y 2 de noviembre.

¿Por qué envían un protocolo con el Camp Nou como sede única?

Desde el primer momento quisimos hacer un voto descentralizado. Hay dificultades de movilidad por la pandemia y queríamos que votase gente. Por eso pedimos 15 días porque la logística es compleja. La sorpresa es cuando el jueves nos confirman que el voto se tiene que hacer el 1 y 2 de noviembre, insuficiente día. Por eso, pedimos que se fijasen otras fechas. Ahora mismo, como la obligación es el día 1 y 2. Tenemos que hacerlo con un voto centralizado.

El club se ha quejado del presiente de la mesa electoral, se ha intentado parar el recuento e incluso se fue a la Guardia Civil. ¿Entiende que los socios piensen que está haciendo todo lo posible para que no haya Voto de censura?

Tenemos el máximo respeto de los 20.000 socios que firman el Voto de Censura. Máximo respeto para ellos. En relación a la validación del Voto de Censura, nadie intenta paralizar esto. Es más, el club puso todos los elementos necesarios para que se hiciese la validación. Nadie ha querido paralizar nada. La Mesa siguió los Estatutos y creo que ha sido bastante ejemplar. Por lo que queremos estar contentos.

¿Usted se ha puesto en contacto con la FEF; hay audios en los que se advierte que hay un empujón a Lenglet?

Justo cuando entraba hay audios del línea. Y desde que sabemos que hay esto, vamos a revisarlo. Y emprenderemos las acciones que haga falta para defender al Barça. En el último partido, llevamos tiempo.

Hay dos supuestos. Que le obliguen a votar el día 1 y 2 de noviembre o que sea el 15 y 16 de noviembre. ¿Va a dimitir?

Nosotros hemos pedido que el Voto de Censura sea descentralizado. En Catalunya y en el resto del Estado para que haya participación y el socio no tenga que desplazarse. Por eso queremos que prevalezca el protocolo de los 15 días. Si nos contestas que hay que votar el 1 y el 2, estaremos obligados a hacerlo en el Camp Nou. Pero cuando tengamos la respuesta definitiva, convocaremos a la Junta. No voy a hacer especulaciones. Pero nosotros queríamos dar salida para que la gente votase y nos interesa que se complete el proceso.

¿Cuántas veces se le ha pasado por la cabeza la dimisión?

Ninguna. Para el Barça, para nuestro club, tener el mejor jugador de la historia aquí, y que Messi siga aquí es la mejor decisión. Con el equipo que hay, se está construyendo un equipo de presente y futuro y esta temporada ya hemos visto momentos de gran juego. Messi, cuando acabe la temporada, más de un título vamos a ganar.

¿Entiende el cabreo de Messi? No se le ha dejado elegir...

Entiendo todas las posturas de todo el mundo, empatizar es importante. Pero no solamente Leo, todo el equipo se enfadó. Es bueno cabrearse porque significa que hay ambición. Todos somos ambiciosos y queremos ganar. Pero lo he dicho antes. Había una cláusula que expriaba el 10 de junio. Esa fecha pasó. Messi sigue en el Barça y espero que sea por muchos años. Lo que queremos es que se retire en el Camp Nou.

¿Y si el PROCICAT dice que quiere el voto descentralizado?

Es que queremos que sea descentralizado. Da más seguridad sanitaria y es la propuesta del Barça desde el primer día. Pero es que el Barça necesita 15 días. Si el PROCICAT dice que sea en sedes descentralizadas estaré contento.

¿Cómo cree que acabará la rebaja salarial?

La palabra rebaja salarial la he oído constatemente. Nosotros hablamos de adecuación a la realidad económica del club. No sé cómo acabará la mesa de negociación. Esta adecuación de los salarios acabará bien, o eso espero. Que por qué seguimos en el club. Porque hay que tomar decisiones. Una Comisión gestora no lo haría. Nosotros sí estamos legitimados.

¿Tiene usted la sensación de que hay una voluntad política desde la Generalitat de facilitar un cambio de directiva en el Barça?

Me gustaría pensar que no. Nosotros, desde 2020, hemos intentado preservar el club de poderes políticos y mediáticos. El club es de los socios. Espero que sea que no y espero que el PROCICAT nos conteste y nos diga la postura final para ver si las condiciones legales y sanitarias permiten votar el día 1 y 2 y, si no, buscar una fecha. Si hacemos el Voto de Censura los días 1 y 2, no tenemos garantías para montar el voto descentralizado. Necesitamos 15 días y es rápido. Hay que poner de acuerdo a la Federació Catalana, a la FEF; hay que informar a los socios. Ya lo hemos empezadoa hacer pero esperemos que nos lo permitan hacer así.

Insiste que necesitan 15 días. Si no hay una norma explícita, ¿no es una irresponsabilidad haberlo previsto antes?

Al contrario. Nosotros hemos preparado el protocolo. Otra cosa es que el equipo de trabajo de la Generalitat y el club hayan ido modificando el protocolo. No es una cosa nueva, está sobre la mesa el primer día. Pero no pasa nada. La validación de las firmas acabó el 9 de octubre. Entonces, el club recibe una carta del presidente de la Mesa y el 14 o 15 de octubre mandamos el envío. Había tres semanas de tiempo para que realizase el 1 y 2 de noviembre. Siempre previendo diferentes sedes para fomentar el voto y para preservar la salud. Cuando tengamos la respuesta de la Generalitat, nos reuniremos. Hasta entonces, estamos a la espera.

¿Le preocupa ser el primer presidente de la historia expulsado del Barça por un Voto de Censura?

No tengo ningún miedo de ser expulsado. Pero es importante que el Barça debe expresarse. Antes del Voto de Censura, explicaremos la gestión del club. Hemos ganado 22 títulos en la última década y sólo en la última nos quedamos en blanco. Si fuera por temas futbolísticos, tenemos 22 títulos. Queremos seguir persistiendo. Eso sí, dependiendo del resultado del Voto, habrá que ver si las elecciones son antes o después. No hay motivados para dimitir.

¿Qué mensaje tiene para los firmantes del Voto de Censura?

Que vamos a poner urnas para que se vote. El socio debe decidir si esta Junta debe continuar o no.

¿No cree que es un muy imprudente ante el riesgo de rebrotes que la masa social sea convocado en un punto concreto?

Insisto. Nosotros hemos presentado un protocolo descentralizado a mediados de octubre para que podíamos hacer un voto descentralizado en 21 sedes. Después de la carta que recibimos la última semana, como no teníamos los quince días, hemos tenido que presentar una nueva normativa. Pero nosotros queremos un voto descentralizado.