TOTTENHAM

La charla que catapultó a Bale

Villas-Boas desveló que Bale entró en su despacho, en su etapa en el Tottenham, para decirle que no estaba contento. El técnico cambió el esquema y el galés acabó el año en el Madrid.

Andre Villas-Boas ha revelado cómo una charla con Gareth Bale durante su etapa en el Tottenham le allanó el terreno hacia el estrellato. El galés ya había dado algunas exhibiciones como lateral, asombrando a Europa con actuaciones como aquella de la Champions 2010 contra el Inter de Milán en la que retrató a Maicon. Pero cuando el técnico portugués llegó a White Hart Lane (2012-13), Bale se sentía estancado y se lo hizo saber personalmente.

Villas-Boas, en declaraciones a Copa90 que reproducen el Daily Mail, desveló que Bale, ya reconvertido a extremo, entró en su despacho para comunicarle su descontento. De esa reunión llegó el cambió que le catapultó en su carrera. “Gareth no sentía que estaba ofreciendo todo su potencial, vino a mi oficina un día y me dijo:' Jefe, no estoy contento, las cosas no me van bien '. 'De acuerdo. Puedo intentar cambiar a una formación 4-4-2 y puedes jugar libre en la parte de arriba con Adebayor y puedo mover a Sigurdsson a la izquierda, interviniendo”, le respondí. "Aquí es cuando Gareth comienza esa serie de partidos en los que marcó, creo que durante cinco o seis encuentros seguidos, y su carrera explotó a partir de ese momento".

Este cambio a un papel más ofensivo le sentó muy bien a Bale, que pasó a marcar el contra Norwich City, el West Bromwich Albion y el Newcastle United en la Premier League, además de contra el Lyon en la Europa League. Poco después, hizo un espectacular gol en el último minuto en la victoria por 3-2 sobre el West Ham en Upton Park, que lo celebró abrazándose a Villas-Boas. Aquella temporada acabó con 26 goles y 15 asistencias en 44 partidos. Un rendimiento que enamoró a Florentino Pérez (también el impacto mediático que comenzó a tener el galés) que ese verano lo fichó para el Real Madrid por 101 millones de euros, convirtiéndole en el jugador más caro de la historia hasta ese momento. El resto, es conocido. Bale aterrizó en Chamartín, engordó su palmarés con 16 títulos, entre los que destacan cuatro Champions, y dejó para la historia momentos y goles icónicos pero su carrera de blanco estuvo marcada por las lesiones y su desencuentro final con Zidane, que le ha llevado de vuelta al Tottenham, donde espera poder reencontrarse con ese jugador que maravilló a Europa.