BARCELONA

El Barça pincha a lo grande

No fichó a Memphis Depay ni a Eric Garcia y no consiguió colocar a Dembélé en el United y a Umtiti donde fuese. Rafinha se va al PSG y Todibo, al Benfica.

El Barça pinchó a lo grande en el último día del mercado y Ronald Koeman no tendrá la guinda en su pastel. Más allá de Eric García, a quien el City se empeñó en valorar en 20 millones de euros (10 fijos y 10 en variables) pese a que sólo tiene contrato hasta junio de 2021 y le ha fichado por delante a Ruben Dias y Ake, Memphis Depay (13-2-1994) no será jugador del Barça después de un final de mercado agónico que recordó viejos y negros tiempos en Can Barça.

El delantero holandés, capaz de desenvolverse en cualquier puesto del ataque, tenía cerrado su acuerdo con el club azulgrana hace un mes. El Lyon y el Barça también se habían puesto de acuerdo hace días. Pero la negativa de Ousmane Dembélé a salir al Manchester United (quería garantías de que el Barça le dejase libre para decidir su futuro si aceptaba ser cedido), frenó una operación, que tampoco salvó Rafinha. Su marcha al Paris Saint Germain, apenas por tres millones de euros en variables más un 35% hasta de una futura venta, no daba suficiente solvencia financiera al Barça para atacar el deseadísimo fichaje de Depay. Con sólo un año de contrato por delante (como Depay con el Lyon), Rafinha ya no estaba en los planes del Barça y el jugador brasileño también quería salir. En París, además, le espera su amigo Neymar.

No fue el único movimiento fallido del Barça en el último día de mercado. Pese a que incluso llegó a descolgar el teléfono desde Las Rozas para pedirle al City un esfuerzo para que lo liberase, Eric García (9-1-2001) aplazará, de momento, su sueño de jugar en el club donde se crió. El Manchester City no cedió hasta el final y se mantuvo firme. Barça y citizens se estuvieron peleando por las variables hasta el final. Como Umtiti también se negó en banda a moverse (tampoco lo quería nadie), se quedará como cuarto central de la primera plantilla junto a Piqué, Araujo y Lenglet.

Quien sí salió oficialmente del Barça fue Jean-Clair Todibo, que ya es jugador del Benfica. El central francés, que la temporada pasada ya estuvo a préstamo en el Schalke, jugará cedido en las Águilas las dos próximas temporadas después de un acuerdo a última hora entre el club lisboeta y el Barcelona. Todibo había rechazado una oferta del Benfica hace unos meses. Confiaba en tener minutos en la temporada 2020-21, pero Koeman fue inflexible desde el primer día. No contaba con él y sí con Ronald Araujo. En las últimas semanas, el Fulham y el Everton habían entrado en escena pero, finalmente, se retiraron de la misma. Todibo dejó de interesarles. Desesperado, el Barça recurrió a los clubes portugueses y lo ofreció al Oporto. También al Benfica, que finalmente ha dicho sí a una cesión con opción de compra obligatoria. Paga dos millones de euros por la cesión las dos temporadas, se reserva una opción de compra de 20 millones, y se hace cargo de la ficha. El último día fue un fiasco para el Barça.