LIGUE 1

A cualquier cosa se le venía llamando Panenka ya: vean el de Savanier y entenderán la enorme diferencia con el resto

Savanier marcó el primer gol del Montpellier-Lyon al ejecutar con una maestría esplendorosa la pena máxima. Un delicioso toque que desconcertó al portero.