MÓNACO - REIMS

A Zidane se le han puesto los ojos como platos: el golazo del central que quiere el Madrid

Badiashile marcó el 2-2 del partido en un acción que sorprendió a todo el mundo por su frialdad y calidad en el área. Pinta muy buenas maneras.