PSG 2-1 ATALANTA

El PSG cambia el rumbo de su historia reciente en Champions

Desde la llegada del jeque, los parisinos habían tenido muy mala suerte en los minutos finales de la Copa de Europa, algo que cambió contra la Atalanta.

Demba Ba en 2014, Sergi Roberto en 2017 y Rashford en 2019. Aquellos tres goles tuvieron el denominador común de producirse en los minutos finales de un partido de Champions League y contra el PSG. La historia del conjunto parisino con la Copa de Europa tenía siempre el mismo desenlace, hasta que, en 2020, el destino quiso que la balanza se decantase del lado francés.

El PSG perdía contra la Atalanta en los cuartos de final de la Champions antes de entrar en el  tiempo de descuento. Lo que parecía un triunfo histórico de los de Gasperini se convirtió en una pesadilla para los bergamascos, ya que en el minuto 91, Marquinhos aprovechaba un pase de Neymar tras un fantástico control con el muslo para poner las tablas en el marcador. Y, tres minutos después, el inesperado Choupo-Moting certificaba la remontada de los de Tuchel.

La historia está para cambiarla y el PSG necesitó más de 1.000 millones y nueve años para pisar por primera vez las semifinales de la Champions con el jeque. Lo consiguió en la Liga de Campeones más atípica de la historia, con eliminatorias a partido único y en un año en el que la Ligue 1 paró seis meses por culpa del coronavirus. Lo de Lisboa ayer será una inyección de moral para un equipo que ya no le teme a nada ni a nadie tras remontar en el descuento, algo que solo Dortmund (2013 contra el Málaga), Bayern (2005 contra el Chelsea) y Manchester United (1999 contra el Bayern) lograron en Copa de Europa.