SEVILLA - ROMA

Ocampos es un bestia: la carrera propia de un crack total

El argentino volvió a cuajar un partidazo y estuvo soberbio. Su actuación en la jugada del segundo gol explica cómo marca diferencias. Un titán.