EIBAR

Mendilibar y Fran Garagarza seguirán en el Eibar

Jon Ander Ulazia, consejero delegado del club guipuzcoano, confirma que el entrenador y el director deportivo están trabajando en la confección de la plantilla.

Mendilibar.
ANGEL SANCHEZ DIARIO AS

José Luis Mendilibar y Fran Garagarza seguirán en el Eibar la próxima temporada, según ha insinuado Jon Ander Ulazia, consejero delegado del club guipuzcoano de Primera División. El directivo confirmó el miércoles que el entrenador (Mendilibar) y el director deportivo (Fran Garagarza) del equipo azulgrana están trabajando en la confección de la plantilla. Así, no seguirán Iván Ramis (colgará las botas), Charles Dias y Sebastián Cristóforo (estaba cedido por la Fiorentina), quienes han acabado sus contratos. Todavía se desconoce qué pasará con Pedro León Sánchez y Pablo De Blasis, cuya relación contractual también ha finalizado, como la de los citados Mendilibar y Fran Garagarza. Antes, tras el 30 de junio, se marcharon Fabián Orellana y Gonzalo Escalante, quienes protagonizaron una 'espantada' a falta de disputarse 6 partidos decisivos, y sin haberse logrado la permanencia.

Ulazia ha comparecido en la sala de prensa de Ipurua en una rueda de prensa virtual, en la que ha respondido a las preguntas realizadas de víspera por los periodistas que habitualmente informan sobre el Eibar. "Mendilibar y Garagarza llevan trabajando codo con codo desde que se consiguió el objetivo de la permanencia y se clarificó el escenario. En los próximos días habrá noticias sobre ambos. El club no ha dejado de tener entrenador y director deportivo. Su labor no ha cesado. Tienen contrato hasta el 31 de julio. No ha habido ningún vacío de poder en ningún momento. Habrá noticias sobre ellos en los próximos días", anunció.

En una "temporada extraña marcada por el coronavirus", que paró la liga en marzo y provocó un confinamiento en casa de dos meses, Jon Ander Ulazia ha alabado el comportamiento de la plantilla. Y es que tras reanudarse la competición, el Eibar disputó 11 partidos en 5 semanas entre el 14 de junio y el 19 de julio, un ritmo maratoniano, en el que en muchos casos los futbolistas azulgranas no gozaron ni de 72 horas de descanso entre un duelo y otro. A pesar de ello, rindieron mejor que antes de paralizarse el torneo liguero. Demostraron su implicación con el club y que estaban mentalizados para luchar por un objetivo común. "Muestro mi agradecimiento a la plantilla por haber logrado la permanencia tras dos meses de confinamiento en casa, y por el esfuerzo titánico que han hecho los futbolistas, sigan o no en el equipo. Las circunstancias no han sido nada fáciles después de dos meses en casa, con muchos partidos en poco tiempo, y el trabajo que han hecho ha sido impresionante", destacó.

El momento más crítico se vivió cuando Orellana (el máximo goleador) y Escalante (el capitán) dejaron el Eibar tras acabar su contrato el 30 de junio. A diferencia de ellos, sí acordaron prolongar su estancia en Ipurua un mes más, o hasta que finalizase la temporada 2019-2020, otros 5 jugadores (Iván Ramis, Pedro León, Charles Dias, Pablo De Blasis, y Sebastián Cristóforo) que estaban en el mismo caso, al igual que los miembros del cuerpo técnico encabezado por Mendilibar y el director deportivo, Fran Garagarza. "A los futbolistas que acababan contrato el 30 de junio se les hizo una propuesta única, a todos la misma, y hubo dos jugadores, Orellana y Escalante, que no aceptaron", explicó Ulazia para referirse al 'caso Orellana-Escalante', dos deportistas que ya tenían atado un contrato para la próxima campaña con otros clubes. Además, negó que los representantes de ambos jugadores pidieran una cantidad de dinero exagerada por cada partido extra tras finalizar su relación contractual.

Preguntado sobre si los 5 hombres que prorrogaron sus contratos, obtuvieron una cantidad económica por ello, Ulazia dijo que "se prolongó el contrato, y el salario". También confirmó que el Eibar no hizo ningún seguro a estos 5 futbolistas para que recibieran una indemnización económica en caso de lesionarse en el 'tiempo extra' (el mes de julio) en el que se extendió la competición. Al ser interrogado por si Orellana y Escalante van a cobrar íntegra la prima por permanencia en Primera División (se fueron sin haberse logrado el objetivo) o sólo la parte proporcional por la competición disputada (faltaban 6 partidos cuando se marcharon, es decir la sexta parte del torneo liguero), el consejero delegado, que es abogado, contestó que "las primas son colectivas, y se abonarán a la plantilla en función de lo que nos digan nuestros asesores jurídicos".

Agradeció el 'gesto' de la plantilla, ya que en abril, durante el parón liguero, tanto los futbolistas como los técnicos acordaron con el club bajarse el sueldo un 15% en caso de no reanudarse la liga por el COVID-19 o un 2% si la competición volvía a disputarse a puerta cerrada, como al final acabó ocurriendo. A esta entente se sumaron el propio Ulazia, Fran Garagarza, y el secretario técnico (Mikel Martija). La rebaja salarial del 2% del plantel, permitió al club azulgrana evitar un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) que podría haber afectado a los 200 trabajadores del Eibar. "Gracias al pacto que alcanzamos con los jugadores, en la misma línea que otros clubes, ello posibilitó que el resto del colectivo de trabajadores, que cobra nóminas normales, pudieran tener garantizado su salario incluso aunque se hubiera producido una brutal bajada de ingresos si se hubiera suspendido la competición ", resaltó.

Bajada de presupuesto por caída de ingresos

El fútbol profesional no escapa de la crisis económica mundial provocada por el coronavirus. La economía del Eibar tendrá que 'ajustarse el cinturón', como el resto de clubes de Primera División, porque será menor el dinero procedente de los derechos televisivos, de socios, y de venta de entradas. También bajarán las partidas económicas por publicidad, porque las empresas acusan el parón económico mundial.

"Habrá una caída de ingresos, principalmente en lo que se refiere a los derechos audiovisuales. Pero también puede caer otro tipo de partidas económicas por la crisis económica que estamos padeciendo. El club está intentando fidelizar a la mayoría de empresas que han estado con el club, y de momento la previsión está siendo buena. La cifra de ingresos se ha visto mermada por el COVID-19, y ajustaremos la previsión de retribuciones que teníamos. Ajustaremos los gastos al dinero que entre en la 'caja' de la entidad", explicó.

Antes del parón, el Eibar había previsto unos beneficios de 20 millones de euros en la campaña 2019-2020, procedentes de una cifra similar de ingresos extraordinarios, procedentes de 4 traspasos realizados en verano de 2019 (Joan Jordán al Sevilla, Cucurella recomprado por el Barcelona tras haber estado cedido en el Eibar, Rubén Peña al Villarreal, y Pablo Hervías al Valladolid). "El dinero de los traspasos está ahí, pero han bajado otros ingresos", matizó.

El club estimó que entrarían en 'caja' 15 millones menos en caso de suspenderse la liga, o una cifra de unos 3 millones si la competición se reanudara sin público. "Estamos cerrando las cuentas para saber cómo ha sido la afección por jugarse a puerta cerrada. Hemos tenido que devolver parte de las cuotas a los abonados, y bajará el dinero por derechos audiovisuales". La patronal de clubes (LaLiga) ha pedido a los clubes que en sus cuentas para el próximo ejercicio prevean una rebaja del 10% de los derechos televisivos, lo que afecta al Eibar ya que esta es su principal fuente de ingresos. "La televisión suponía en el presupuesto de la campaña 2019-2020 un 88% de los ingresos. La próxima temporada seguíamos con una tendencia similar, por lo que nos va a afectar de forma importante. La partida de ingresos ordinarios del presupuesto 2019-2020 era de 54 millones. Trabajamos ahora con un escenario de entrada en caja de 50 millones en el presupuesto 2020-2021", señaló. El presupuesto del ejercicio 2019-2020 fue de 52,9 millones, por lo que la disminución sería superior al 7%.

La entidad eibarresa traspasó a 4 futbolistas el verano pasado, pero la situación ha cambiado por el COVID-19. Así, Javier Tebas, presidente de LaLiga, ha advertido a los clubes que no hagan fichajes millonarios, y les ha recomendado que busquen jugadores cedidos o que cuenten con la cantera. Al club azulgrana le interesa más ahora quedarse con sus efectivos que malvenderlos. "El Eibar no necesita vender jugadores para cuadrar las cuentas, por la situación patrimonial que tenemos. Otra cosa es que nos salga una oportunidad y nos parezca adecuada. El Eibar se ajustará a los ingresos que pueda generar para cualquier desembolso económico", advirtió.

La entidad eibarresa hará un esfuerzo para que los abonados afectados por un ERTE o el paro, sigan vinculados a su masa social. Por este motivo, ha devuelto el dinero por los partidos disputados a puerta cerrada de la temporada 2019-2020, y volvería a hacer lo mismo si en la campaña 20202-2021 los encuentros se jugasen inicialmente sin espectadores. El Eibar quiere que ningún socio se dé baja por problemas económicos mientras dure la crisis del coronavirus, y hará todo lo posible por cuidar a sus fieles abonados.

El proyecto de la ciudad deportiva en Areitio sigue adelante

Ulazia habló sobre la ciudad deportiva en Areitio, en Mallabia (Bizkaia), un proyecto que todavía no ha comenzado a andar. A pesar de la crisis económica, el Eibar sigue adelante con un asunto clave para potenciar su cantera, con la construcción de 5 campos de fútbol. "Es una inversión que no puede ser ajena a la situación económica actual. Pero una de las ventajas del proyecto elegido es que su ejecución puede ser modular o por fases. Si la situación lo permite, iremos adelante con los planes iniciales de ejecutar la obra de una sola vez, Si no, iríamos a realizarlo por fases. La semana pasada estuvimos en el ayuntamiento de Mallabia. Ya tenemos la base de lo que tiene que ser la modificación urbanística, y la presentaremos en septiembre para su aprobación inicial y remisión a la diputación de Bizkaia. Esperamos tener las excavadoras en marcha para cuando se celebre la junta general de accionistas del Eibar de este año", es decir al final del último trimestre.

Hizo un balance de la campaña 2019-2020 que acaba de terminar. "Valoro la temporada de notable, con el primer equipo masculino manteniéndose en Primera División (la próxima será la séptima temporada consecutiva) y el ascenso del conjunto femenino a la máxima categoría, la Primera Iberdrola. Es un mérito enorme para un club que representa a una ciudad de 27.000 habitantes como es Eibar", sentenció.

Interrogado sobre el convenio con la Real Sociedad, un club que con la ayuda de la Diputación de Gipuzkoa tiene acuerdos deportivos con casi todas las entidades de la provincia (salvo el Eibar y el Antiguoko, que acaba de ligarse con el Athletic Club), fue categórico. "Respecto al convenio del fútbol base de Gipuzkoa no ha habido novedades últimamente. Nosotros hace dos años tomamos la decisión de desligarnos del balompié guipuzcoano. El marco del fútbol guipuzcoano no se ha adaptado al hecho de tener dos clubes de la provincia en Primera División (en referencia a la Real Sociedad y el Eibar). Antes esto sólo pasaba en el balompié masculino, pero ahora también ocurre lo mismo en el fútbol femenino. Hay dos clubes en la provincia que realizan inversiones en el fútbol de cantera, lo cual tiene que ser visto como una oportunidad para el territorio por parte de las instituciones".