ATHLETIC

El Athletic se prepara para abaratar el coste de la plantilla

Las salidas de fichas altas como la de Aduriz, Beñat, San José, la posible de Herrerín, y la ausencia de inversión en fichajes, descargará el inquietante porcentaje de las nóminas.

El Athletic se prepara para abaratar el coste de la plantilla
Athletic

Son tiempos de austeridad global por los efectos devastadores de la pandemia sanitaria de la que no es ajena el mundo privilegiado del fútbol y ni siquiera el Athletic. La dirección deportiva de Lezama plantea un verano de abaratamiento del coste de la primera plantilla, que acapara un alto porcentaje del presupuesto global del club de Ibaigane con 84 millones de euros específicos que ahora se deben limar. El grueso del equipo, sobre todo en cinco de sus jugadores, está muy bien remunerado. Para que se vaya plasmando blanco sobre negro, las salidas del equipo de Aduriz, Beñat Etxebarria y Mikel San José alivian este concepto. Hay que añadir la posible de Herrerín, si finalmente cristaliza un acuerdo entre ambas partes para que busque acomodo en otro destino como desea al aquero. Por ello, será más que complejo acometer algún fichaje externo como Javi Martínez, Berenguer o Aitor Fernández, con contrato en vigor en Bayern, Torino y Levante, respectivamente. Los tres casos exigirían contraprestaciones de salida elevados en este contexto de recesión, por tanto, fuera del alcance por implantar una lógica política de apretarse el cinturón.

La cantera será la apuesta con los Ezkieta, Areso, Vivian, Vencedor, Sancet y Morcillo que arrancarán la pretemporada en apenas 20 días, además de mantener el núcleo duro del plantel con su columna vertebral intacta, incluidos por Berchiche, Yeray, Núñez o Williams con cláusulas ahora mismo inalcanzables en un mercado europeo en franca recesión. Rafa Alkorta debe además dejar hueco a la subida salarial que acomete con Unai Simón, al que se le va a blindar como un caso especial por su sobresaliente progresión en tiempos de excepcionalidad. Los casos de Larra y Ganea, que acaban contrato, lo mismo que Guruzeta, y serán los tres cedidos, son motivo de estudio mediante fórmulas imaginativas que contenten a ambas partes.

La idea versa en ir ahorrando parte de su cuantía ante un panorama gris a la hora de ingresar recursos atípicos como en temporadas anteriores. El no colarse en Europa deja de saque 8 millones de ingresar, que no haya público en San Mamés o una cuota del 30 % en el arranque de la Liga en septiembre, resta también dividendos a las arcas rojiblancas que deberá negociar con su masa social, quedar undécimo en vez de octavo en la tabla también debilita el aporte por concepto clasificatorio.