MIGRANTES DEL BALÓN

"Es difícil estar 11 años en un club tan exigente como el Legia"

Tras ganar su cuarta Ekstraklasa, Iñaki Astiz, el primer futbolista español en Polonia, atiende a AS para repasar sus 11 años en el Legia de Varsovia.

0
iñaki astiz legia
Legia Facebook

Iñaki Astiz (Pamplona, 1983) habría tomado por loco a cualquiera que en 2007 le hubiera dicho más de una década después seguiría viviendo en Polonia. Ya han pasado 13 años desde que, siguiendo los pasos de Jan Urban, dejó Osasuna con destino Varsovia. "Cuando me propuso ir cedido pocos españoles salían a jugar en el extranjero. No fue nada fácil tomar esa decisión, pero no me arrepiento de nada. Es lo mejor que he hecho en mi carrera deportiva. Ahora estoy centrado en el día a día, pero cuando decida colgar las botas me sentaré a valorar todo lo que he conseguido. Estoy muy orgulloso de llevar tantos años en un club que siempre pelea por ganar", rememora Astiz tras conquistar su cuarto título de la Ekstraklasa con el Legia de Varsovia.

A sus 36 años, Iñaki Astiz ya no es un habitual en las alineaciones del club más grande de Polonia. Sin embargo, los legionarios extendieron su contrato hasta junio de 2021 porque lo que aporta al vestuario no se encuentra en el mercado de fichajes. "Su presencia es muy importante, incluso cuando no juega. Su mentalidad, responsabilidad y compromiso juegan un papel importante en los éxitos del club", dijo Radia Kucharski, director deportivo del Legia de Varsovia. Astiz lo agradece porque "es difícil estar 11 años -entre 2015 y 2017 vivió un paréntesis en el APOEL chipriota- en un club tan exigente como el Legia". El español apenas ha jugado cinco partidos esta temporada, pero intenta "apretar en los entrenamientos para que ningún otro compañero se relaje". "Valoré otras opciones, pero pensé que, a mi edad, lo mejor era quedarme aquí, aunque jugara menos. Siempre estoy preparado, pero si no me toca también puedo apoyar a los compañeros desde fuera. Doy consejos y ayudo a los más jóvenes. Me siento muy valorado", confiesa el primer español en desembarcar en la liga polaca.

En total, Iñaki Astiz ha conquistado 10 títulos en Polonia -cuatro ligas y seis copas-, a lo que hay que añadir las dos veces que se impuso en la Primera División chipriota con el APOEL. En 13 años fuera de España, el pamplonica ha levantado 12 trofeos. "En el Legia, si no consigues la liga la temporada es un fracaso. Todos los jugadores que llegan al club son conscientes de la responsabilidad que supone vestir esta camiseta. Somos un club grande que solo piensa en ganar", detalla un Astiz que ya piensa en polaco: "Alguna vez que he vuelto a casa de vacaciones le he hablado a mi madre en polaco. Le digo 'perdona, se me ha ido la cabeza'. Después de tantos años hay palabras que se olvidan, pero tras dos días en casa todo regresa a la normalidad".

Iñaki Astiz ya ha conquistado 10 títulos en Polonia.

Iñaki Astiz, el primero de muchos

Iñaki Astiz fue el primer futbolista español en desembarcar en la Ekstraklasa. Tras él han pasado casi 60 futbolistas y actualmente es raro encontrar equipos sin ibéricos en sus filas. "A día de hoy es una liga muy atractiva para jugadores que no han podido llegar a Primera en España. Es un gran escaparate y no son pocos los que han llegado desde Segunda B y después han progresado a equipos mejores", valora el navarro. "Igor Angulo, Carlitos López, Jorge Félix, Gerard Badía... El jugador español está muy bien valorado en Polonia y hay mucha gente intentando detectar jugadores de este tipo. No hay que pagar traspasos y salen muy rentables", añade.

Copar Polonia de futbolistas españoles es, entre otras cosas, una de las vías para volver a Europa. Ya han pasado tres años desde la última participación de un club polaco en Champions, algo "inaceptable para un país con casi 40 millones de habitantes". "El objetivo del país a corto plazo debe ser meter, al menos, un club en Europa cada temporada. El Legia de Varsovia, el Lech Poznan, el Piast Gliwice... Son los clubes llamados a dar un paso al frente. La crisis del coronavirus va a tener consecuencias económicas, pero es importante que Polonia tenga clubes en las fases de grupos de la Champions y la Europa League", analiza Astiz.

El pasado miércoles, Iñaki Astiz completó los 90 minutos en liga por primera vez desde diciembre de 2019. Y se sintió bien. A sus 36 años -cumplirá 37 en noviembre-, el central pamplonica se encuentra "muy bien físicamente" porque "la edad hace que te cuides más". Sin embargo, es evidente que el final está cada vez más cerca, y Astiz tiene claro dónde quiere estar después de colgar las botas: "En el Legia de Varsovia. Tengo una conversación pendiente con el club. Hablaremos tranquilamente y seguro que encontramos una fórmula con la que salgamos beneficiados los dos. Esta es mi casa y mi familia está muy a gusto en Varsovia. Sobre todo Luna -su hija de cuarto años-. A la hora de decidir es muy importante que esté cómoda".