VILLARREAL 1-BARCELONA 4 | BARTOMEU

El Barça incendia el final

La declaraciones de Bartomeu sobre el VAR afianzan la 'doctrina Piqué' a la que se suma también Quique Setién, que tampoco entiende el sistema.

El Barcelona ganó contundentemente en Villarreal y tras el partido el presidente Bartomeu pidió la palabra en los micrófonos de Movistar para incendiar el tramo final de campeonato con unas declaraciones en las que cuestionaba los arbitrajes y especialmente los criterios del VAR en los partidos del Real Madrid. Unas palabras con las que el máximo mandatario blaugrana se sumaba a la 'doctrina Piqué' que se dio a conocer después del empate del Barcelona en Sevilla tras la victoria del Madrid en Valdebebas contra el Eibar y el Valencia. Ese día el central ya dejó caer que "va a ser muy difícil ganar esta Liga, al no depender ya de nosotros. He visto lo que ha sucedido en estas dos jornadas y va a ser difícil que el Real Madrid pierda puntos. Pero lo vamos a intentar".

Bartomeu dio un paso más en este sentido en el palco del Estadio de La Cerámica y a pesar de que no mencionó en ningún momento al Madrid puso en cuestión los últimos arbitrajes. Sus palabras responden también a una exigencia de una gran parte de la masa social del club, que consideraba que el Barça estaba siendo muy tibio y que le reclamaba a la entidad el mismo comportamiento que tuvo el Madrid en la primera parte de la temporada cuando tanto Butragueño como Sergio Ramos dijeron que el VAR tomaba "decisiones premeditadas" y que provocó la llamada del presidente Florentino Pérez al presidente de la Federación Española, Luis Rubiales.

Bartomeu, que hasta ahora se había mostrado como uno de los más firmes defensores del VAR desde su instauración tiró con bala: "He visto el partido de Bilbao. Una victoria más del Madrid. Nuestro mensaje, que voy a repetir, me sabe mal, pero el VAR no está dando la altura que tenemos. Es poco equitativo desde el COVID y está repercutiendo en los resultados y parece ser que siempre se favorece al mismo. Es verdad que ha habido muchos partidos en los que el VAR ha favorecido al mismo equipo. Hablamos con la FEF en su día. El VAR tiene que ayudar al árbitro pero en las últimas semanas todo el mundo ha visto muchas imágenes en los que no ha estado equitativo".

Un mensaje que se vio reforzado en la sala de prensa por Quique Setién, otra persona que tradicionalmente nunca se ha caracterizado por meterse en asuntos arbitrales, pero que en esta ocasión se limitó a decir que "no puedo opinar de lo que ha dicho el presidente, porque no le he escuchado…¿qué voy a decir yo si ha hablado el presidente?" y luego añadir que "cada vez entiendo menos el VAR, pero hay cosas que considero, pero de las que no quiero opinar".

Las cuatro jornadas que restan por jugar se presentan como un campo de minas para los colegiados en el campo y para los árbitros que les asistan desde la sala VOR, porque más allá de las quejas del Barcelona, muchos equipos están cuestionando el funcionamiento del nuevo sistema en las últimas jornadas. El esprint final será entre llamas.