ESPANYOL-REAL MADRID

1x1 Espanyol: Raúl de Tomás, un todocampista alejado del área

El orden perico contrarrestó con la falta de pegada. La velocidad de Wu Lei y el balón parado, únicos recursos en el estreno de Rufete ante el Real Madrid.

Diego López: Sacó tres buenas manos en la primera parte, especialmente a Benzema, a quien pudo cometer penalti por arrollarlo que no señaló el colegiado ni corrigió el VAR. Arriesgó con los pies en un Espanyol que intentó iniciar el juego desde atrás. No pudo detener el gol de Casemiro.

Víctor Gómez: Apenas se prodigo en ataque, preso en defensa por los desdoblamientos de Marcelo. Le tocó defender la banda fuerte. No era titular desde el 4 de enero, precisamente ante el Barcelona. Cumplió con creces, concentrado todo el encuentro.

Bernardo: Salió en la fotografía del 0-1 de Casemiro. Primero, por romper el fuera de juego y, segundo, porque la genialidad de Benzema (el pase de tacón) le pasó por debajo de las piernas. Poderoso en el juego aéreo, sufrió marcando al talento francés. Su espalda fue uno de los espacios que encontró el Madrid.

Cabrera: Le costó ser preciso sacando el balón jugado. Aportó seguridad en el juego aéreo y corrigió las subidas de Dídac por el costado. El defensor más estable, aunque Benzema le creó peligro cuando cayó a su costado.

David López: Un cortafuegos en mediocampo. Más preocupado de evitar el juego entre líneas del Real Madrid que de construir, que quedó en manos de Roca. El centrocampista aumenta su nivel en mediocampo.

Marc Roca: Resolvió con templanza y criterio los balones que le llegaron en mediocampo. Ordenó el juego y recuperó algunos destellos del curso pasado. El futbolista tuvo que cortar las progresiones del Madrid con faltas.

Wu Lei: Acostado a la derecha, el chino encontró una autopista, habitual cuando juega Marcelo debido a su vocación ofensiva. Y la aprovechó, aunque le faltó clarividencia para convertir en ocasiones las ventajas que dispuso.

Embarba: Jugó de mediapunta y en los primeros minutos encontró espacios para romper líneas con conducciones. Fue la aportación táctica de Rufete. El extremo de formación perdió algunos balones comprometidos.

Darder: De nuevo repitió en la izquierda y su partido fue inocuo. Disciplinado en labores defensivas, participó poco en ataque, aunque pisó área y probó un lanzamiento sin fortuna. Fue sustituido por Nico.

Raúl de Tomás: Poderoso en el juego aéreo, salió del ataque para recibir balones en mediocampo, donde demostró su nivel técnico pero apenas sus intervenciones mejoraron la jugada. Un remate de falta suyo que desvió Courtois fue una de las mejores ocasiones.

Pedrosa: Sustituyó a Dídac al descanso. Sufrió más con Rodrygo, a quien tuvo que parar con faltas. Estuvo acertado cuando le tocó defender en carrera y sufrió en estático. Precipitado e impreciso con el balón.

Melendo: Participativo, jugó por dentro y logró combinar cuando el partido estaba más roto. Kroos y Casemiro tuvieron que frenarlo a faltas. El jugador mejoró el nivel pero tampoco pudo ser determinante.

Calleri: Suplente después de ser titular siempre desde el reestreno de LaLiga. Aportó su garra y presión, pero estuvo desacertado.

Nico Melamed: Se movió con libertad y demostró de nuevo que en ese menudo jugador hay una notable visión del juego, como demostró en una acción en la que controló con solvencia y asistió a David López, que probó suerte.

Pol Lozano: Le faltó ritmo después de tantos partidos sin jugar y perdió algún balón en zona peligrosa, así como llegó tarde a algunas acciones. El canterano debutó en el Bernabéu y volvió a tener minutos ante el Real Madrid. Lanzó algún balón largo, como a De Tomás, preciso y de talento.