ESPANYOL 0 - REAL MADRID 1

1X1 del Real Madrid, aprobados y suspensos: Casemiro, Benzema...

El francés puso la magia con un taconazo que abrió el camino del triunfo; el brasileño volvió tras su sanción dando seguridad atrás y peligro arriba. Isco no desentonó.

Courtois: volvió a salvar al Madrid con 0-0, sacando las manos en una falta directa desde un costado cuya dificultad radicaba en la cantidad de jugadores que amenazaron con tocar el balón y desviarlo; lo resolvió bien. Ya en el segundo tiempo blocó bien un remate blando de Wu Lei, una falta directa más complicada de De Tomás y un chut centrado de David López.

Carvajal: le costó profundizar, como a todo el equipo blanco, aunque a cambio ofreció bastante seguridad en defensa. Se llevó un feísimo pisotón de Pedrosa. Se le nota falta de frescura, le vendría bien rotar un partido para cargar pilas.

Varane: problemas para contener en los primeros minutos a Raúl de Tomás, ganó peso junto a Ramos con el paso del tiempo y acabó minimizando a los delanteros del Espanyol antes del descanso.

Ramos: como Varane, con algunos problemas al inicio para contener a De Tomás y a Wu Lei, pero mejorando con el paso del reloj. En ataque, muy presente. A punto estuvo de marcar de cabeza tras un voleón de Casemiro que le dejó aturidido, de potente que fue el chutazo. Luego participó en la acción del 0-1, prolongando de cabeza el balón que Benzema convirtió en asistencia para Casemiro.

Marcelo: no pudo dar profundidad en el primer tiempo como a él le gusta ni combinar mucho con Hazard, más centrado en tareas en la mediapunta. Y en la espalda dejó copiosos huecos que a punto estuvo de aprovechar el Espanyol, sobre todo mediante Wu Lei.

Casemiro: el mejor del Madrid en la primera parte, su regreso evidenció no sólo que es vital para dar equilibrio, sino también para dañar al contrario. A punto estuvo de hacer uno de los goles de LaLiga desde el centro del campo, con Diego López despistado; el portero reaccionó a tiempo y sacó una mano salvadora. Intentó varias veces rematar, de cabeza, de volea… Y acabó viendo puerta en una acción de nueve puro, apareciendo en el área pequeña para remachar el pase colosal de taconazo de Benzema.

Valverde: en su sitio, como volante derecho, le costó intervenir como sí ha hecho en otras ocasiones. Aportando mucho en defensa, pero no demasiado en ataque, aunque nunca desentona y su presencia dinamiza al Madrid en el medio. Pegarse a la cal no le viene bien. Con la entrada de Rodrygo, centró su posición y mejoró.

Kroos: menos brillante que en otros partidos, sobre todo al inicio, aunque ganó peso con el paso de los minutos y fue el principal garante de la posesión del Real Madrid.

Isco: sorpresa en el once titular, se situó sobre todo por la izquierda para dar amplitud al juego blanco, aunque bajando mucho a la construcción inicial. Está lejos de su mejor nivel, pero aun así enseñó ciertos trucos en la circulación. Le dejó el sitio a Rodrygo en el 63’.

Benzema: repite él mucho eso de que un nueve no sólo tiene que marcar y en días como este hay que rendirse a la evidencia. El 0-1 lo marcó Casemiro, pero el gol es de Benzema, que recogió un cabezazo de Ramos y lo transformó en la mejor asistencia de LaLiga con un taconazo/caño que dejó solo al brasileño. Una acción que bien vale una Liga. Luego estuvo a punto de marcar él en un remate acrobático sin apenas ángulo, con un ligero aroma a aquel gol de Cruyff al Atlético.

Hazard: menos centrado en la banda y más en la mediapunta, se hinchó a pelear balones y a recibir faltas; que su pequeña figura no engañe, su juego de espaldas es imponente. Pudo romper su sequía goleadora con un remate en el área de volea que Diego López despejó, tras un barullo en el área pequeña. Cedió el puesto a Vinicius en el 63’.

Vinicius: entró en el 63’ por Hazard. Zidane le metió asumiendo que el Espanyol se lanzaría al ataque y dejaría espacios, pero no fue así y el fútbol control del Madrid no es el mejor para él. Vio la amarilla por una fea entrada. 

Rodrygo: entró en el 63’ por Isco. Por la derecha, buscó desbordar combinando con Valverde y Carvajal y se le vio bastante más que a Vinicius.