ATLÉTICO DE MADRID

Simeone gana al Alavés gracias a las ABP y pensando en el Barça

Garitano contrarrestó bien el ataque del Atlético, que ganó gracias a las acciones a balón y a que Marcos Llorente volvió a ser decisivo y se perfila como titular en el Camp Nou.

Buen plan. Asier Garitano llegó al Metropolitano con los deberes hechos. Traía bien estudiadas la fase ofensiva y las transiciones defensa-ataque del Atlético y traía un plan para contrarrestar a los de Simeone, que trabajan más en los entrenamientos la fase defensiva y la transición ataque-defensa. El Alavés desplegaba una línea de seis defensas atrás, metiendo a sus medios de las bandas en esa línea para cerrar la entradas de los laterales del Atlético. El Alavés dispuso en fase defensiva un sistema 1-6-3-1 y no renunciaba al gol porque logró lanzar varios contraataques en la primera mitad en los que llegó con peligro con cuatro jugadores, siempre buscando la espalda a Lodi. El Cholo salió con su clásico 1-4-4-2 ocupado por estos jugadores en el comienzo: Oblak; Trippier, Savic, Giménez, Lodi; Correa, Thomas, Saúl, Koke, João Félix y Morata.

Estrategia. Así al Atlético le tocaba tener paciencia y mover el balón muy rápido, empezando por una banda y terminando en la otra. Pero a los rojiblancos les costaba mucho entrar en la telaraña que le había preparado el técnico guipuzcoano y solo crearon peligro en la primera mitad con jugadas de estrategia. El Atlético tuvo una acción a balón parado (ABP) bien trabajada a los siete minutos en la que casi marca Morata en un remate de cabeza que se fue rozando el poste de la meta de Pacheco. Y también estuvo a punto de marcar de media chilena Joao Félix tras un saque de banda ensayado que peinó Morata.

Modificación. Tras el descanso Simeone retocó al dibujo y desplegó un 1-4-1-4-1, metiendo a João y Correa en la línea de cuatro por detrás del punta, con el fin de hacer daño entre líneas y superar esa línea de seis. Pero fue en una acción a balón parado (ABP) como el Atleti consiguió superar la sólida defensa del Alavés. Falta que saca Trippier y remate poderoso de Saúl desde su posición mientras Giménez llegaba desde atrás de señuelo. La falta cuyo lanzamiento provocó gol de Saúl se la hicieron a Marcos Llorente que acababa de salir por Correa. Y el penalti que transformó Costa también se lo hicieron a Llorente, el futbolista más en forma de LaLiga que pide a gritos con su potencia y su calidad su llamada a la Selección.

Solo tres cambios. Simeone no consumió esta vez los cinco cambios. Solo hizo tres en dos tandas (en una Llorente y Costa por Correa y Morata y en la segunda Carraco por João Felix) y, tras el retoque del dibujo en el descanso, después de los cambios volvió a su 1-4-4-2, con Llorente de segundo punta: Oblak; Trippier, Savic, Giménez, Lodi; Koke, Thomas, Saúl, Carrasco; Llorente y Costa. Da la sensación de que el Cholo estaba pensando en el decisivo partido del próximo martes en el Camp Nou, a ver si logra aprobar por fin su asignatura pendiente de ganar al Barça en Liga, y su idea parecía ir por poner a Llorente de delantero y dejar de suplente a João Félix. Pero la baja de Koke (¿por qué el Cholo dejó de hacer dos sustituciones y no utilizó una de ellas para cambiar a Koke si estaba apercibido por sanción?) igual cambia su idea primigenia y provoca ponga a Llorente en la media por banda, como suele jugar el capitán. Eso le da opciones a João Félix de jugar de titular ante el Barça. Veremos.