ATLÉTICO 2 - ALAVÉS 1

1x1 del Atleti: Llorente desatasca un partido de balón parado

Saúl tras una falta lateral muy bien puesta por Trippier y Costa de penalti dan el triunfo. La entrada del ahora delantero cambió la cara del equipo.

El Atlético volvió al Wanda Metropolitano consciente de que la victoria servía para aumentar la distancia con el Sevilla por la tercera plaza y asegurarse el colchón con Getafe y Real Sociedad. Con un once muy reconocible, el equipo rojiblanco se encontró con un muro del Alavés con los once jugadores cerrados en muy pocos metros. Al Atlético le costó superar las líneas rivales y vivió una primera parte cargada de posesión sin peligro.

Sin embargo la entrada de Llorente cambió el guion del partido. Forzó una falta que se convirtió en el gol de Saúl tras un gran centro de Trippier y posteriormente sacó un penalti que marcó Costa, otro cambio que mejoró al equipo. El Cholo pierde a Savic y a Koke para medirse al Barcelona, aunque el Atlético podría intentar que le retirasen la cartulina a su capitán, ya que el penalti señalado parece que le toca en el cuerpo antes que la mano. 

Oblak: No tuvo problemas para detener el disparo de Aleix Vidal desde dentro del área. Un penalti discutible en el descuento le dejó sin poder mantener la portería a cero por cuarto partido seguido. El disparo de Joselu fue inapelable. 

Trippier: El inglés alterna en los últimos partidos el puesto de lateral derecho con Arias. Muy activo en ataque, como siempre destaca más cuando ve el pase al hueco a la espalda entre el central izquierdo y su lateral antes que cuando llega a línea de fondo. De un buen balón por banda a Llorente nació la falta que puso a la perfección para el gol de Saúl. Gran asistencia de nuevo a balón parado. 

Savic: Al igual que Giménez, le tocó jugar con las líneas muy adelantadas situado en los ataques colchoneros pasado el centro del campo y con muchos metros a su espalda. Vio la amarilla por una falta fuerte sobre Burke y no podrá estar en el Camp Nou. 

Giménez: Ha vuelto del parón a un nivel altísimo. Jugando en el perfil izquierdo se mostró rápido para caer a banda en cobertura a Lodi, fuerte en el juego aéreo, donde también pudo hacer algún gol y con mucho criterio con balón. A priori, hará pareja con Felipe en el Camp Nou con la vuelta del brasileño al equipo. 

Lodi: Un jugador cada vez más fundamental en ataque, pero que sigue sufriendo en defensa. El brasileño llegó constantemente al área rival en desmarques al espacio buscando en velocidad al lateral rival. Puso un gran centro para el cabezazo de Morata que se marchó fuera por poco. Pudo marcar con un disparo cruzado que atajó Pacheco. Atrás tuvo más problemas, en ocasiones fuera de sitio y obligando a Giménez a estar muy atento.

Thomas: Vio la amarilla en la primera mitad por parar la contra de Abdallahi con falta. Bien en sus ayudas a Savic y Giménez, que se quedaban muy expuestos con las líneas tan adelantadas. Con balón no estuvo especialmente brillante y tampoco pudo probar su poderoso disparo lejano. 

Saúl: En la primera mitad tuvo muchísimo contacto con el balón, pero muy lejos del área. Con la posesión en parado le cuesta más romper líneas con sus pases, hasta llegar el punto de desesperarse y tratar de llegar al área rival con balones largos poco precisos. De partida en la segunda mitad se trasladó del doble pivote a la banda para aparecer más cerca del área rival y a balón parado logró el gol que abrió el marcador con un cabezazo picado tras centro de Trippier. Ya suma cuatro tantos en Liga.  

Saúl consiguió el gol con un cabezazo en el área para superar a Pacheco.

Correa: No está tan eléctrico como antes del parón, muy probablemente por la lesión muscular que le impidió tener una buena 'pretemporada'. Sin esa velocidad en los metros finales pierde mucha capacidad de desborde y de opciones a la hora de improvisar con recortes, giros y regates cerca del área rival. Le faltó precisión en los controles. Se marchó sustituido en el minuto 56. 

Koke: Amasó el balón con constantes pases poco determinantes. Bajó mucho a recibir al centro del campo, pero muy lejos de la zona de peligro y con mucha previsibilidad en el movimiento de balón. En la segunda mitad estuvo mejor, formando doble pivote con Thomas se le pudo ver más encontrando a sus compañeros mejor situados. El árbitro pitó penalti por una acción en la que el balón le da en el cuerpo y luego de rebote en la mano y se perderá también el partido contra el Barcelona. 

João Félix: Quiere ser protagonista y busca entrar en juego, pero no pudo ser determinante. A punto estuvo de marcar de forma acrobática en un disparo muy complicado a la media vuelta que se marchó rozando el palo. Recibió un fuerte pisotón de Tachi que le dejó muy dolorido. Con el paso de los minutos intercaló el puesto de segundo delantero con el de interior derecha con Correa. Demasiado individualista buscando el disparo cuando Koke le ofrecía un desmarque en ventaja. Fue perdiendo presencia en el partido hasta marcharse sustituido a los 65 minutos por Carrasco. 

Morata: Tuvo la primera del partido con un cabezazo que se marchó desviado. No es el mejor Morata de la temporada, falto de ocasiones y de confianza. La defensa del Alavés le encajonó en el área y le quitó los espacios para correr, una de las mejores virtudes del ‘9’.Cuando entró en contacto con balón no mejoró la jugada. Se marchó sustituido a los 56 minutos en una noche gris. 

Llorente, de nuevo determinante

Llorente: El jugador de moda entró a los 56 minutos para revolucionar el partido. Es un auténtico terremoto y está lleno de confianza. La primera que recibió forzó una tarjeta amarilla en la jugada que supuso el primer gol. En la segunda buscó la portería, haciendo intervenir a Pacheco y en la tercera forzó un penalti discutible con una jugada plagada de potencia física y desborde. 

Diego Costa: Saltó al césped por Morata y vio puerta en su lanzamiento de penalti. Engañó a Pacheco y logró su cuarto tanto en Liga. Se le ve en buena forma en el regreso a la competición, más fino y sin ningún miedo a ir al choque después de aquella operación de espalda que en marzo todavía le mantenía renqueante. 

Carrasco: Cada vez con más peso para Simeone, fue el tercer cambio rojiblanco. Dejó una gran combinación con Costa y su buena apertura para Lodi que detuvo Pacheco. Es importante que esté entonado.