JUVENTUS-LECCE

Es la viva imagen de la desesperación: esto en Cristiano es imposible de creer...

Sus caras a lo largo del partido reflejaron la frustración de vivir ahora mismo peleado con el gol. Al menos, marcó el 2-0 de penalti y le dio a Higuaín el 3-0.