BARCELONA 1-ATHLETIC 0

1x1 Barcelona: Rakitic, Riqui Puig y Fati valen un potosí

En esta ocasión los cambios del técnico cántabro fueron más que acertados: la entrada al campo de este tridente revolucionó el partido a favor de los blaugrana.

Ter Stegen: El portero alemán suma ya 450 minutos sin encajar un gol, igualando su mejor racha bajo los palos. No tuvo grandes paradas ante el Athletic. Sólo una buena intervención a un centro envenenado de Unai. Pecó en exceso de confianza en alguna acción y hasta cometió un error de bulto en una salida en falso que afortunadamente no aprovechó el rival. Como siempre, muy fino con los pies, jugando a veces casi de líbero.

Semedo: Partido serio del lateral portugués, que fue de menos a más. Está claro que el remate no es su punto fuerte, ya que tuvo una ocasión clara y casi envía el balón a la banda. Tiene que ser más ambicioso en sus acciones ofensivos porque tiene capacidad para ello. Rápido a la hora de hacer las recuperaciones.

Piqué: Acabó el partido con molestias en el aductor de la pierna derecha, pero aguantando el tipo al haberse agotado las tres ventanas de cambio. Tuvo problemas por culpa de la velocidad de Williams, pero en líneas generales cuajó un partido notable.

Lenglet: Gran partido del francés, muy atento a la hora de hacer las coberturas y buscar las ayudas a los laterales. Ha regresado en un gran nivel de juego.

Alba: El lateral cumplió con creces, ofreciéndose siempre y buscando dar profundidad en la banda izquierda. Estuvo mucho más activo y preciso en sus combinaciones con Griezmann y Messi. El problema fue sobre todo por parte del francés que no acabó nunca de leer bien el partido.

Sergio Busquets: Vio una amarilla muy pronto que le obligó a medir mucho sus acciones para evitar ser expulsado. Intentó dar un poco de luz al juego del equipo, pero la presión del Ahletic le puso en más de un aprieto. Tuvo una grandísima ocasión al rematar casi a bocajarro dentro del área, pero Yeray la sacó con la cabeza de forma milagrosa. Cumple ciclo de tarjetas y no estará ante el Celta en Vigo.

Arturo Vidal: El chileno es un compendio de lucha, coraje y garra, no exento de calidad. A este nivel, es un jugador imprescindible para Setién a la hora de equilibrar el mediocampo. Se ubicó como interior derecho, dando siempre un plus de intensidad en el campo.

Arthur: No es fácil salir a jugar sabiendo que tu equipo te quiere empaquetar a las primeras de cambio, pero lo cierto es que el brasileño sigue mostrando un nivel muy plano en su juego. No arriesga casi nunca y ayuda muy poco en el juego ofensivo. Excesivamente lento en sus acciones, llegó a desesperar a Setién hasta tal punto que decidió sustituirlo en el minuto 55. Cada día está más cerca de Turín y más lejos de Barcelona.

Messi: No marcó en esta ocasión, pero estuvo muy cerca de lograrlo, sobre todo en dos ocasiones, con sendos remates colocados y precisos, que pasaron rozando el poste. Una asistencia suya propició el gol de Rakitic. Estuvo buscando insistentemente a su socio Luis Suárez para que marcara, pero el charrúa tenía la mirilla desviada. Al argentino se le vio con muchas ganas. La mejor noticia de aquí a final de temporada.

Suárez: El uruguayo lo intentó de todas las formas, pero los cinco meses fuera de los terrenos de juego, le han dejado con el punto de mira un tanto defectuoso. Todos sus remates salieron muy desviados, pero lo importantes es que el uruguayo no desfalleció nunca. Fue sustituido en los últimos minutos por Braithwaite.

Griezmann: Más dinámico que en los últimos partidos, pero con muy poco protagonismo en ataque. Está teniendo muchos problemas para combinar con sus socios de tridente. Tuvo una buena ocasión, tras un gran pase de Leo, pero su intento de vaselina fue una auténtica chufla, estrellándose en el guardameta del Athletic. Fue cambiado por Ansu Fati.

CAMBIOS:

Riqui Puig: Espectacular. A este nivel parece evidente que los días de Arthur en el Barcelona están contados. Dinámico, protagonista y con ganas de hacer cosas, su juego fue superlativo. Además ayudó a la hora de recuperar balones y presionar, uno de los conceptos que más le insisten los técnicos. Esta creciendo a pasos agigantados.

Rakitic: Su gol le dio los tres puntos y el liderato al Barcelona. Un tanto además que lo luchó desde el principio, ya que recuperó el balón para asistir a Messi, quien le devolvió la pelota y el croata acabó marcando con un tiro preciso que nada pudo hacer el portero rival. Suma dos partidos consecutivos a un grandísimo nivel.

Ansu Fati: Estratosférico. Todo lo que hace es diferente. Prueba el uno contra uno con descaro y nunca le pierde la cara al rival. Envió un balón al poste y dio un gran pase a Messi tras una jugada espectacular. Este chaval tiene madera de crack.

Braithwaite: Jugó los últimos minutos para aportar fuerza e intensidad en el campo.