SEVILLA-BARCELONA

Piqué debió ver la segunda amarilla, según Iturralde

El central, que tenía ya una tarjeta, le dio un codazo a Reguilón en un salto. Un minuto antes, el Sevilla reclamó roja a Messi por agresión a Diego Carlos tras un empujón. No vio tarjeta.

Alta tensión en los últimos minutos de la primera parte del Sevilla-Barça, donde el Sevilla reclamó la roja a Messi por una agresión a Diego Carlos y, a continuación, la segunda amarilla a Piqué por un codazo a Reguilón en un salto. La primera jugada polémica llegó en el minuto 47. Diego Carlos le hizo una entrada a Suárez y, al seguir la jugada, le propinó una fuerte patada a Messi a la altura del tobillo. El argentino fue a protestarle por la acción y empujó al central, que se dejó caer al suelo. Esta jugada desencadenó en una tangana que acabó con amonestación para Diego Carlos y sin ninguna tarjeta para Messi. "Para mí es amonestación a Messi por el empujón con balón parado. No entiendo que en una jugada que puede ser transcendental como una posible agresión, no veamos repeticiones de la misma", manifestó Iturralde en Carrusel Deportivo.

Con los ánimos calientes, en la siguiente jugada volvió la controversia. En un balón colgado al área del Barça, Piqué y Reguilón saltaron a por él y el central del Barça le golpeó con el codo en el rostro del lateral sevillista, que se encaró con él pidiéndole explicaciones. El Sevilla reclamó a González González que le sacara a Piqué la segunda amarilla (ya había sido amonestado en el minuto 38 por una falta a Munir), pero no lo hizo. Una decisión errónea según Iturralde González, colegiado del Diario AS y de Carrusel Deportivo. "Es amonestación a Piqué. Sería la segunda. Va con el brazo", comentó Iturralde en el programa deportivo de la Cadena SER.

Este rifirrafe entre Piqué y Reguilón no es nuevo y sus rencillas vienen de lejos. Concretamente de la temporada 2018-19, cuando el lateral estaba en el Real Madrid y en un Clásico tuvo algún encontronazo con el central, Messi y Suárez.