POLIDEPORTIVO

Euskadi deja meter hasta mil personas en los estadios

Y 600 en recintos cerrados, aunque sus resoluciones deben ser confirmadas por el CSD. Se habilita un 60% de los aforos y esos dos topes de asistencia.

0
Euskadi deja meter hasta mil personas en los estadios

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha promovido y concretado esta mañana el decreto que coloca a Euskadi en la nueva normalidad a partir de las 0.00 horas de este viernes. Se espera una marea de desplazamientos hacia Cantabria en el primer fin de semana que permite conectar con la comunidad vecina desde que se decretó el estado de alarma hace tres meses. Cines, teatros, auditorios y espacios dedicados a los espectáculos van recuperando una relativa normalidad, en muchos casos adaptando sus instalaciones a las exigencias de las autoridades sanitarias. 

Los espectáculos culturales no podrán superar las 80 personas o el 60% de capacidad. En lugares cerrados para acontecimientos deportivos se pone un tope de 600 personas. Al aire libre, el público debe permanecer sentado y no podrán reunirse más de 1.000 espectadores. Las competiciones deben ceñirse a estos parámetros, aunque tendrá que ser el CSD el que ratifique estas normas. Es decir, San Mamés, Ipurua, Mendizorroza y el Reale Arena seguirán sin gente a no ser que se levante el veto en todos los campos del fútbol profesional. Según el decreto del Gobierno vasco, los estadios de Primera podrían contar con mil privilegiados, pero ya ha advertido LaLiga que no se va a favorecer a unos clubes por leyes de su comunidad autónoma y no hacerlo con otros.

Los frontones volverán a contar con gente para reanudar la actividad (el Parejas quedó sin dilucidar), aunque con distancia de seguridad entre los asistentes, de un metro y medio. De no ser posible, el uso de la mascarilla será obligatorio. En todo caso, se recomienda llevarla. El público deberá permanecer en todo momento sentado y acudir a sus asientos preasignados. Las personas que comparten domicilio podrán estar sentadas en butacas contiguas. Las competiciones ciclistas, de motor, atletismo y remo también verán la luz con estos protocolos. Los organizadores tendrán que delimitar el espacio donde se desarrollarán.