UEFA

España volverá tras el verano con la Liga de Naciones

La UEFA aprueba tres ventanas internacionales de selecciones entre los próximos meses de septiembre y diciembre. Cada Federación tendrá 30 días a los internacionales en un plazo de 90.

Imagen del sorteo de la Nations League, celebrado en marzo.
REUTERS

El fútbol de Selección volverá en septiembre con la Liga de Naciones (LN). La UEFA no renuncia a su torneo y le ha hecho con calzador un hueco en el calendario, también con una fórmula novedosa como empleará en la Champions y en la Europa League. Su Comité Ejecutivo ha aprobado en Nyon (Suiza) este miércoles tres ventanas internacionales de selecciones entre los próximos meses de septiembre y diciembre. En ese período, España disputará ocho partidos, seis de la Liga de Naciones (en dos ventanas de diez días y tres choques de ida y vuelta con Alemania, Ucrania y Suiza) y dos amistosos aún por concretar.

El orden será el siguiente: dos partidos de Liga de Naciones en septiembre, otros dos más de LN más un amistoso en una ventana de diez días en octubre e idéntica fórmula en noviembre. Los clubes han protestado por tener que ceder a sus jugadores internacionales 30 días en un plazo de 90, pero la UEFA ha sido inflexible: se jugarán los grupos de la Liga de Naciones y dos amistosos de propina.

El último partido de España fue el pasado mes de noviembre, contra Rumanía en Madrid. La Selección cerró con una goleada (5-0) una brillante fase de clasificación para la pandemia. Después, Robert Moreno fue despedido por la Federación, que contrató de nuevo a Luis Enrique. El asturiano aún no ha podido debutar en su segunda etapa al frente de La Roja, ya que la pandemia se llevó por delante los amistosos de marzo (frente a Alemania y Holanda) y los de junio contra Portugal y Lituania de preparación para la Eurocopa, que finalmente fue aplazada hasta el verano de 2021.

El calendario de selecciones aprobado por la UEFA en su reunión de este miércoles 17 de junio, planteará dificultades para que los jugadores puedan disfrutar de los 30 días de vacaciones reglamentarios a los que tienen derecho, sobre todo en el caso de que los equipos españoles que disputan competiciones europeas avancen hasta el tramo final de la Champions y de la Europa League.