BARCELONA

Coutinho se cuela en la operación Lautaro Martínez

El brasileño suena como moneda de cambio en la negociación con el Inter de Milán por el argentino. El Bayern no se quedará con el atacante y el Barça intenta así rebajar las peticiones italianas.

El Barcelona sigue trabajando en la llegada de Lautaro Martínez este verano. El problema de la directiva culé sigue siendo cómo financiar el fichaje del delantero argentino. El Inter de Milán está por la labor de vender, siempre y cuando se manejen cifras que interesen a los nerazzurri. Los italianos, de momento, tienen la sartén por el mango y se hacen fuertes. Remiten a su cláusula: 111 millones de euros. Aunque estarían dispuestos a rebajarla si entran en juego otros factores.

Según la prensa italiana, el Inter estaría abierto a un traspaso en torno a los 80 o 90 millones pero en la operación tiene que entrar el lateral Junior Firpo. El Barcelona se ha descolgado con otra propuesta ya que no puede, de momento, llegar a estas cifras. Su primera oferta son 50 millones y dos futbolistas. Se habló de Semedo, de Rafinha, incluso, de Rakitic.

Ante esta tesitura entra en juego el nombre de Philippe Coutinho, como apunta la Gazzetta dello Sport. El brasileño, de 27 años, ya vistió la camiseta del Inter de Milán cuando dio el salto a Europa desde el Vasco de Gama. En 2013 puso rumbo a la Premier a cambio de 13 millones de euros, tras disputar 47 encuentros como interista. Coutinho ha estado esta campaña cedido en el Bayern Múnich, pero el club bávaro ya ha informado que no ejecutará la opción de quedarse con el brasileño. Pese a que a Quique Setién no le desagrada Coutinho. "Es un gran jugador, a mí me gusta mucho. Es un jugador que es en principio del Barcelona. Yo cuento que pueda estar aquí al comienzo de la próxima temporada. Tengo que hablar con él para preguntarle. Si es necesario hablaré con él", dijo en una entrevista en RAC 1. La directiva azulgrana ve a Coutinho como moneda de cambio en las operaciones que el Barça tiene en marcha. El comodín para desbloquear cualquier negociación. Además, su marcha abriría la masa salarial suficiente para invertirla en Lautaro.

El problema sigue siendo que el Barça no quiere perder mucha cantidad de lo invertido en enero de 2018 (145M€ pagó al Liverpool), aunque sabe que la coyuntura del mercado ahora es distinta. El Barça ha fijado el precio de Coutinho en 100 millones de euros. Desde las oficinas culés conocen que Coutinho sigue teniendo mucho tirón en Inglaterra y esperan que algunos de los clubes que suenan para su fichaje muevan ficha. Arsenal, Chelsea y Leicester podían lanzarse a por él pero las cifras que manejan no llegan a las pretensiones azulgranas. La inyección de dinero saudí en el Newcastle puede ser la tabla de salvación para el Barcelona. Pero mientras eso sucede, la operación Lautaro se dilata. El argentino sigue siendo la prioridad y el Inter se mantiene firme. Si el club italiano no afloja, el Barça tendrá que sacrificar a Coutinho y ponerlo encima de la mesa en la negociación. El Inter ganaría el pulso y Antonio Conte una pieza deseada.