REAL MADRID

Gabriel Magalhaes: un central que engaña por envergadura

El central del Lille se ha convertido en un jugador clave para Christophe Galtier esta temporada con el Lille, acaparando el interés de los grandes.

Gabriel Magalhães (Sao Paulo, 1997) es uno de esos jugadores al que el fútbol no le ha regalado nada para llegar donde está. Fichado por Marcelo Bielsa en 2016 para el Lille, el central brasileño se ha convertido esta temporada como uno de los centrales más regulares de la Ligue 1, tras varias cesiones en Troyes y Dinamo de Zagreb en las que no terminó de asentarse. En verano estuvo cerca de salir traspasado antes de explotar definitivamente con Christophe Galtier.

Central estirado, zurdo y con buena planta, Gabriel es un jugador que engaña por altura. A simple vista puede parecer un central tosco, lento y al que le cuesta reaccionar, pero todo lo contrario. Se ha convertido en uno de los defensas que mejor sacan la pelota jugada del fútbol francés, aunando precisión en el primer pase y arriesgando en conducción aprovechando la buena técnica que la dispone. Quizá es mejor con la pelota que sin ella, aunque en el apartado defensivo no desentona.

Antes del parón por el coronavirus, el ex del Avai había disputado 24 partidos en la Ligue 1, 10 más que en la temporada anterior y mostrando una mejoría en el juego espectacular. Donde más destaca es en la anticipación, exponiendo una lectura de juego brillante para las intercepciones que le han hecho ser un jugador con un porcentaje muy alto de duelos ganados por partido.

La faceta que más debe mejorar Gabriel es la colocación. Aunque es un jugador muy fiable en los duelos, sufre a la hora de realizar retrocesos defensivos y más cuando el Lille ha jugado contra equipos replegados y a los que ha dejado bastante espacio a la espalda de los laterales. Sin embargo, estamos ante un jugador con un margen de mejora muy alto, tal como ha mostrado en la presente temporada y que podría encajar en el Real Madrid como suplente de Sergio Ramos.