REAL MADRID | ROBERTO CARLOS

"La noche antes de la Séptima estuvimos en el lobby hasta las cuatro de la madrugada"

El mítico lateral izquierdo repasa en primera persona algunos aspectos de su carrera para 'The Players' Tribune' en su relato: 'La Buena Vida'.

Roberto Carlos llegó al Real Madrid en 1996, de la mano del recientemente fallecido Lorenzo Sanz para formar parte del equipo de Fabio Capello. Se marchó en 2007, tras ser un integrante más del Madrid de 'Los Galácticos'. Ahora es director de Relaciones Institucionales de la entidad blanca. El lateral brasileño repasa en primera persona para The Players' Tribune algunos aspectos de esos años y cómo lleva el día a día del estado de alarma. Su relato: 'La Buena Vida'.

Llegada al Real Madrid: "Fui a Cibeles, Cibeles es uno de los lugares más icónicos. Pero para los fanáticos del fútbol, conlleva un significado extra. Cibeles es el lugar donde el Real Madrid (y también la Selección española) se reúne para celebrar sus títulos".

Confinamiento: "No puedo ir a trabajar. En el último mes he salido de mi casa dos veces, y eso fue para ir al supermercado. Quedarme en casa todo el día me está haciendo caminar por las paredes. Pero por el momento, es lo correcto y lo que hay que hacer. No he podido reconocer a mi ciudad. Las calles están completamente vacías. Nunca había visto a Madrid así".

"Debut en el Bernabéu, delante de 80.000 personas. ¡Era acojonante! Fue uno de los mejores días de mi vida"

Lorenzo Sanz: "Él fue el hombre que me trajo al club. Solo el recuerdo de Lorenzo ya me hace sonreír. Aunque era un presidente, por encima de todas las cosas era un aficionado. Vivía para el Real Madrid. Cuando empatábamos o perdíamos, nos dejaba tranquilos. Pero cuando ganábamos títulos, era el primero en abrazarnos. Era como un padre para nosotros. Nunca jamás lo he llamado Lorenzo Sanz, y eso que lo he intentado. Para mí siempre era Presidente, o Presi".

Debut de blanco: "Recuerdo la primera vez que jugué en el Bernabéu, delante de 80.000 personas.Yo estaba como… 'Ehm, ¿qué estoy haciendo aquí? ¿Y ahora qué sucede si cometo algún error?' ¡Era acojonante! Pero también fue uno de los mejores días de mi vida".

La noche antes de la Séptima: "Habíamos sufrido en la Liga esa temporada. La Juve estaba en la final por tercer año consecutivo. Llegamos al partido sin ser los favoritos. La noche anterior a la final ninguno de nosotros pudo dormir. Normalmente nos íbamos a la cama a las 10 de la noche, pero aquella noche estábamos sentados en el lobby a las cuatro de la madrugada, contándonos historias. No teníamos miedo, pero sí mucho respeto por la Juventus".

Final ante la Juventus: "Lo hicimos muy bien en aquella final. La Juve tuvo muchas ocasiones, pero ganamos 1-0. No sólo ganamos aquel partido con nuestra calidad, sino que también lo hicimos con nuestra motivación. Lo quisimos más que ellos".

"Sentía orgullo de pertenecer a Los Galácticos"

Momento favorito en el Real Madrid: "Nunca olvidaré aquella noche (tras la Séptima). Después nos dirigimos a la Plaza de Cibeles. Las calles estaban inundadas de cientos de miles de personas, vestidas con sus camisetas y bufandas blancas, cantando y celebrando. Si tuviera que elegir mi momento favorito de mis años en el Real Madrid, sería aquel triunfo".

Los Galácticos: "Llegabas al vestuario, te sentabas, mirabas a tu alrededor y veías al ganador del Balón de Oro, al jugador del año en España, al Pichichi, al mejor portero del mundo. Ser parte de ese ambiente fue muy especial. A veces, me sentaba y pensaba: “Mira de dónde has venido y mira dónde estás ahora”. Sentía orgullo".

Última tarde de blanco: "Mi último partido en el club fue el 17 de junio de 2007. Recibimos al Mallorca en el Bernabéu, en la última jornada de la temporada, y estábamos igualados a puntos con el Barcelona, que se enfrentaba al Gimnàstic. Si ambos vencíamos, nosotros sabíamos que nos quedaríamos con el título, gracias a los enfrentamientos directos contra el Barça. Empezamos perdiendo, 0-1 desde temprano, pero en el segundo tiempo remontamos y ganamos 3-1. Fue una victoria increíble".

"Mi momento favorito en el Real Madrid sería el triunfo de la Séptima"

Sentimientos: "Pero lo que más recuerdo de aquel día fue el modo en que me trató la afición. Todos sabían que era mi partido de despedida. David Beckham también se marchaba. Allí es cuando me di cuenta de lo que había hecho por el club. Allí es cuando me di cuenta de todo lo que la afición me amaba".