PRIMERA

La divertida anécdota de las gemelas del Betis con un árbitro

Ana y Laura González confesaron en una entrevista virutal que hace unos años confundieron a un árbitro cuando le sacó amarilla a una de las dos.

Ana y Laura González, jugadoras del Betis.
Betis

Ana y Laura González son una de las parejas de gemelas más asentadas en la Primera Iberdrola. Ambas son jugadoras del Betis y dedican su vida por completo al club verdiblanco, en el que también son entrenadoras de la cantera. Laura es entrenadora del juvenil femenino bético y Ana lleva el infantil de esta misma categoría. "Ojalá y sigamos el año que viene", aseguran las dos hermanas al ser preguntadas si seguirán como entrenadoras en las categorías inferiores de la entidad de Heliópolis durante una entrevista virtual con la afición.

En esta misma conversación a través de las redes sociales, las gemelas del Betis confesaron una divertida anécdota con un árbitro. Ana relata cómo a Laura le sacaron amarilla y le dijo al árbitro que había sido su hermana para evitar cumplir el ciclo de sanción y perderse el próximo partido. "Le dijo que no había sido la número 5 sino la número 4. El árbitro confió en ella plenamente y me apuntó a mí la tarjeta amarilla. Pero fue hace mucho años", cuenta Ana, que asegura que fuera de esa anécdota "nunca" han vuelto a confundir con sus identidades.

"Los béticos estamos hechos de otra pasta"

Las gemelas del Betis mostraron también en esta entrevista online su gran afición verdiblanca. "El Betis es esa adoración por un club que te aporta tanto en la vida... Los béticos estamos hechos de otra pasta.", destacaba Ana, mientras su hermana, Laura, ponía hincapié en la gran pasión que siente cuando canta el himno verdiblanco como aficionada en el Villamarín. Las dos hermanas hablaron también del gran ambiente del vestuario en el Betis Femenino y, tras ser cuestionadas por quiénes son las más graciosas del equipo, no dudaron: "Priscila es mortal".

En su sexta temporada como béticas, Ana y Laura destacan que al equipo le ha faltado este año "confianza en una idea".  "Con la llegada de Pier se nos planteó su identidad y el equipo está recuperando poco a poco eso que nos llevó a conseguir tantos momentos alegres", afirma Ana, que marca como "hito histórico" el partido del Betis Femenino ante el Santa Teresa en el Benito Villamarín (3-0 ante 6.643 espectadores). Por su parte, Laura destaca como partidos más importantes el de la victoria del ascenso y el de la clasificación copera para cuartos de hace apenas unos meses, cuando las verdiblancas eliminaron al Atleti en los penaltis (4-2) tras acabar la prórroga con 0-0 frente al vigente campeón de Liga.

Ana y Laura han ido siempre de la mano en el fútbol. Las dos empezaron a jugar juntas en el equipo de su colegio, el Sagrado Corazón, inspiradas por su hermano. Con 14 años ficharon por el Sevilla y, más tarde, con 19 años, pusieron rumbo al cuadro verdiblanco. Siempre juntas. Nacidas en el seno de una familia numerosa, ambas coinciden también en que su deseo es formar una familia. "Sueño también con estar ligada al fútbol toda mi vida", sentencia Laura.