BARCELONA

Uno de los seis dimisionarios se desmarca de Emili Rousaud

Jordi Calsamiglia, que también anunció su marcha este jueves, dice que "muestra su total discrepancia por las acusaciones públicas" del ex vicepresidente.

Jordi Calsamiglia, uno de los seis ex directivos del Barça dimisionarios este jueves, publicó este viernes un comunicado en el que se desmarca de manera explícita de Emili Rousaud, el ya ex vicepresidente que formuló duras acusaciones insinuando que alguien de la actual Junta ha metido "la mano en la caja". "Por razones de oportunidad, consideré presentarla de forma coordinada y en unidad con los otros compañeros de la Junta que habían decidido dimitir, pero eso no quiere decidir que compartan los mismos motivos", empezó.

"Después de escuchar las declaraciones de Emili Rousaud en diversos medios de comunicación, quiero expresar mi total discrepancia por las acusaciones públicas que afectan a la honradez y la credibilidad de la Junta directiva del Barça y de todas y cada una de las acusaciones de sus miembros. No es momento de hacer acusaciones públicas en relación a unos hechos que están siendo objeto de una auditoría externa y que será presentada en el momento que corresponda y delante de la Junta", explicó.

Además, defendió a la actual Junta: "Estamos en tiempos de especial dificultad. Mis compañeros de Junta y los ejecutivos del club tienen que afrontar un reto mayúscula. Me consta que lo están poniendo todo para tratar de minimizar los daños que está provocando esta pandemia. Les doy mi apoyo y ánimos para seguir trabajando". Calsamiglia conmina al presidente del club a que "ordene el club, las comisiones, designe nuevos cargos y se rearme para afrontar este desafío".

Calsamiglia deja claro que es "un día triste" y que su dimisión se fundamenta en asuntos personales y en algunas "discrepancias" en la forma de gestionar el club. Pero dejó bien claro que no se alinea con Rousaud en sus acusaciones contra la Junta. "Todos tenemos que trabajar juntos en la misma dirección. 'Tous units fem força'. Es verdad que yo no soy ejemplo de este eslogan, pero pido a todo el barcelonismo, jugadores, empleados, directivos, ejecutivos, futuros candidatos, medios de comunicación, a mirar hacia delante y hacer posible conseguir el objetivo de volver al lugar en el que estábamos. Después tocará revisar qué se ha hecho bien o mal y, en su casa, abordar las carpetas que tenemos pendientes de cerrar".