REAL MADRID

Sanz, incinerado en soledad

El expresidente madridista falleció el pasado sábado víctima del coronavirus, será cremado en El Escorial. Nadie de su familia podrá estar presente por el protocolo de seguridad

Lorenzo Sanz, presidente del Real Madrid entre 1995 y 2000, será incinerado en solitario en el crematorio de San Lorenzo de El Escorial. El que fuera máximo rector del conjunto blanco falleció el pasado sábado en la Fundación Jiménez Díaz a los 76 años de edad debido por las complicaciones contraídas tras verse infectado por coronavirus. Su estado de salud empeoró súbitamente tras ser ingresado en la UCI en la tarde del pasado martes con insuficiencia respiratoria y tras llevar ocho días con altos episodios de fiebre, no pudo recuperarse: un fallo renal, acompañado de un cuadro alto de hipertensión, agravó su ya delicado estado de salud debido al positivo por COVID-19. Hasta este momento había estado en la morgue del cementerio de San Isidro antes de poner rumbo al crematorio escurialense.

Su hijo Fernando Sanz explicó el lunes por la noche en El Chiringuito los duros momentos que está atravesando su familia:Estamos muy tristes porque no pudimos verle, no pudimos estar con él. Tampoco hemos podido estar con mi madre para arroparla, tampoco con mis hermanos… No sabemos cuándo va a ser la incineración porque está todo colapsado, pero no podemos estar nadie de la familia. Son circunstancias muy desgarradoras y tristes. Pero todas las muestras de cariño de la gente, el reconocimiento unánime a la figura de mi padre, el recuerdo imborrable que ha dejado, los títulos, el cariño, los mensajes que estamos recibiendo… todo eso nos está reconfortando. Es muy duro perder a un padre en estas circunstancias. Y como nosotros hay otras 2.000 familias que están pasando por lo mismo”.