ALMERÍA

Enzo Zidane debuta en el clímax del Almería

El galo entró a falta de once minutos para el final en la goleada ante el Depor, cuando los rojiblancos se gustaban. Fue de menos a más, iniciando la jugada del 4-0

0

Pasó un mes de febrero malo, en el que se quedó fuera de tres convocatorias. A pesar de ser el fichaje de relumbrón del jeque en la ventana invernal, Enzo Zidane era el único que no había jugado de las siete incorporaciones que realizó el Almería en enero. Ayer ante el Deportivo fue su turno, actuando de mediapunta durante los diez últimos minutos del partido, yendo de menos a más, iniciando incluso la jugada del 4-0.

El hijo del técnico del Real Madrid saltó al césped del Estadio de los Juegos Mediterráneos en el 79' sustituyendo a Fran Villalba y colocándose como mediapunta izquierda en un 1-4-1-4-1. A primera vista dio la sensación de que el centrocampista francés realizó un mal partido; sin embargo, visualizando de nuevo los últimos minutos del encuentro se puede comprobar que Enzo participó en el último gol, yendo de menos a más, aunque su carácter apocado haga que pase más desapercibido.

A pesar de que cuando entró al verde del Mediterráneo su nuevo equipo (fue el único fichaje en propiedad del mercado invernal) iba ganando 3-0, los de José María Gutiérrez atacaban en busca del cuarto en vez de conformarse con esa distancia. En los primeros minutos de Enzo, tuvo que caer Darwin Núñez constantemente a su zona para asociarse con Appiah, ya que no se veía a Zidane totalmente integrado.

Sin embargo, fue al cambiarse el perfil con Aguza y ejercer de mediapunta izquierda cuando su juego mejoró. En el 88' se le vio más participativo llevando el balón de una banda a otra y unos segundos después abriendo al costado diestro para que Corpas pusiese el centro del 4-0. Enzo, el trigésimo tercer futbolista que viste la elástica de la UDA este curso en liga, realizó ocho pases, un 75% de ellos preciosos, dos en la mitad de campo propia y cuatro en la del rival.