INDEPENDIENTE DEL VALLE 2-2 FLAMENGO

Flamengo sobrevive a Quito

El cuadro carioca resistió en la altura de la capital ecuatoriana y se lleva un empate para el duelo de vuelta. Lo peor, la lesión del goleador Bruno Henrique.

Flamengo sobrevive a Quito
JOSÉ JÁCOME EFE

Flamengo e Independiente del Valle igualaron 2-2 en el Estadio Olímpico Atahualpa en un duelo de ida que deja todo abierto para el duelo que se vivirá en una semana en Rio de Janeiro. Los locales se adelantaron, el cuadro carioca logró la remontada pero un dudoso penal sobre la hora dejó la igualdad definitiva. La peor noticia del duelo fue la lesión de Bruno Henrique en el momento de anotar el primero de su equipo.

El conjunto dirigido por Ramírez inició con las ideas muy claras, sin que le pesase la responsabilidad de luchar por un título ni la dificultad de medirse al mejor equipo del continente. Tocó y tocó la pelota incluso dentro del área propia y nunca la regaló. Consiguió dominarla y encontrar espacios más adelante para aprovechar la velocidad de los metros finales.

En una arrancada explosiva del lateral Sánchez llegó la infracción que condujo al sensacional gol de Murillo, que con la zurda ajustó la pelota en la escuadra y abrió el marcador. Una merecida recompensa a todo el trabajo inicial del cuadro ecuatoriano.

La reacción de Flamengo no se hizo esperar, no por su juego pero sí con la pegada que lo caracteriza. Un balón largo a Bruno Henrique le permitía al punta superar al arquero y anotar a puerta vacía. Sin embargo, el linier señaló fuera de juego y el VAR corroboró la decisión tras varios minutos de espera.

En el segundo tiempo Flamengo mejoró con la entrada de Vitinho pero los minutos de dominio pronto se diluyeron y el panameño Torres rozó el segundo tanto local en un mano a mano que atajó Diego Alves. Acto seguido Bruno Henrique recibió en una posición favorable, superó en velocidad a Schunke y definió en el mano a mano.

Uno de los goles más amargos de Bruno Henrique, que en el momento del remate chocó con Pinos y quedó lesionado. Se tuvo que marchar en camilla y Pedro entró en su lugar. Desde ese momento el conjunto carioca pasó a defenderse e Independiente a retomar la ventaja para no viajar a Brasil con un resultado tan problemático.

Sin embargo, la calidad se impuso en una genialidad de Everton Ribeiro en línea de fondo. Se sacó al defensor de encima y sirvió un buen balón que Pedro mandó a la red. Remontada completada y resultado inmejorable. Pero aún quedaban emocionados en un segundo tiempo repleto de emociones. Rafinha cometió un penal muy discutido sobre Murillo y Pellerano lo convertía cuando ya se superaba el minuto 90.